Osito Tappy ayuda a niña de 3 años a dejar ir el miedo a las cucarachas - AHEFT

Alexandra Villarreal pudo establecer una relación algo mágico entre su pequeña hija y el Osito Tappy; una buena lección para todos en cómo trabajar EFT con los pequeños.
Por Alexandra Villarreal

¡Hola a todos los lectores! Les comparto esta hermosa experiencia esperando se animen a experimentarla con su familia y sus clientes.

Recién llegué a casa de una plática que ofrecieron Lorena Garcés y Till Schilling realizada en Monterrey, México cargando un maravilloso regalo para mis hijos: el osito sanador “Tappy Bear” (creado por Till). Mi nena de casi 3 años se enamoró de él cuando se lo mostré y le enseñé que sus bracitos están muy abiertos deseando ser abrazado; ella lo abrazó y en mucho tiempo no deseó soltarlo.

Salí a comprar comida para la cena y mi hija –abrazada de Tappy -me acompañó. La ciudad es muy calurosa aún de noche, así que decidí esperar la comida en unas sillas en el exterior del local al aire libre. Casi al llegar afuera, mi niña vio una cucaracha cerca de las sillas -bastante grande-; comenzó a gritar muy asustada “¡Bicho, bicho!”.

Le dije a mi nena: “¡Huy, creo que Tappy también está asustado por el bicho!”, verdad? Y ella asintió. ¿Qué tal que le hacemos tapping para ayudarlo? Y comenzamos la ronda, yo guié para ella las frases mientras le señalaba cada punto marcado con un botoncito, mientras ella golpeteaba sobre Tappy Bear:

Punto de Karate (3 veces): “Aunque estoy tan asustado por este horrible bicho, aún así soy un gran oso”
Coronilla, inicio de ceja, lado del ojo: Aunque tengo miedo a este horrible bicho
Bajo el ojo: Ahí viene este bicho, ¡me da mucho miedo! (La cucaracha cooperó amablemente para las rondas, acercándose lentamente hacia nosotros jejeje)
Bajo la nariz: Veo venir este bicho, ¡qué miedo! Mantuve el golpeteo más tiempo en este punto mientras veíamos la cucaracha hasta que ésta se detuvo y noté un cambio en la voz de mi hija, mucho más tranquilo. Creo de hecho que la cucaracha se sintió observada.
Pecho: Creo que ya está pasando este miedo. Y mi hija agregó: “No te asustes Tappy, mira el bicho, está contento y así no pica”
Bajo el brazo: “El bicho está contento, el miedo se va”
Remate en la coronilla: “Aunque tuve mucho miedo al bicho, y ahora veo que ya está contento y no hace nada, soy un gran oso, y esta nena me va a cuidar”

Lo siguiente fue pasar al lado del bicho y sentarnos en la silla frente a él. Mi hija mantenía conversación con Tappy: “No te asustes, yo te cuido del bicho; además mira que ya está contento y no hace nada”. Y al bicho “No te voy a dejar que asustes a mi Tappy, yo lo cuido”.

Me parece mágica la relación que establecieron Tappy y mi hija; ella está muy contenta de haber ayudado a su osito a no tener miedo; igualmente mágico que el trabajo sobre el osito en una sola ronda le haya dado valor para enfrentar el bicho. Anteriormente habíamos hecho tapping en sustitución o directamente en ella con asombrosos resultados, ¡pero Tappy le trae una visión del tapping mucho más interesante y divertida!!

Al día siguiente, le pregunté a mi nena cómo se sentía Tappy y me respondió que estaba muy contento. Así que le propuse un tapping de agradecimiento que ella aceptó:
Punto de karate: “Estoy muy contento, me gusta sentirme así”
Coronilla: Estoy muy contento
Inicio de ceja: Me gusta sentirme contento
Lado del Ojo: Soy un gran oso contento
Bajo del ojo: Estoy muy contento, ¡esto me gusta!
Bajo Nariz: Me siento muy contento
Pecho: Que rico sentirme así
Bajo el brazo: Me gusta sentirme contento y ser un gran oso
Coronilla: Hoy estoy muy contento y me gusta sentirme así, ¡soy un gran oso!

Muchas gracias Till por Tappy Bear; eres un gran ser humano.
Un fuerte abrazo desde Monterrey, México.
Alexandra Villarreal
Guía EFT Nivel III
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Blog: http://eftmonterrey.wordpress.com