Miedo de los pájaros y de las cosas que revolotean - AHEFT

Karen Degen de Nueva Zelanda fue capaz de quitarle a su cliente dos miedos, ambos adquiridos de otras personas. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y visita el sitio web de Karen.
Por Karen Degen

Disfruté ayudando a un cliente recientemente que tenía miedo de los pájaros, y también miedo de todo aquello que aleteara o revoloteara. Creo que estos eran dos miedos distintos y separados. Eran particularmente interesantes porque esos miedos nunca fueron suyos para comenzar, sino de otra persona.

En cuanto a los pájaros, Fiona no tenía memorias angustiosas propias en relación a los pájaros, pero su padre tenía miedo a los pájaros. Ella recordó una ocasión en la que ella era pequeña e iba en el asiento de atrás del auto de su padre, cuando casi golpean un halcón que estaba en el camino. Su padre se asustó y creo que su miedo empezó en este punto. Usamos la técnica de la película para referirnos a esa memoria y estaba impresionada por haber encontrado que la primera vez que corrió la película por su mente, el halcón era grande y le provocaba miedo, pero después de hacer tapping y correr de nuevo la película en su mente, el halcón se hizo pequeño e inofensivo. Después de hacer tapping en la película, nos referimos por separado a dos factores importantes. El primero era el aspecto que ella odia más acerca de los pájaros, que es el sonido de su aleteo. Después, y más importante creo yo, era el hecho de que en realidad era un miedo de su padre. Mi experiencia con el miedo que ha sido tomado energéticamente de otros, es que no cambiará hasta que ese aspecto sea trabajado con el tapping.

Las frases de tapping que usamos fueron:

“Aunque tengo esta película llamada “cuando los pájaros atacan”, yo me amo y me acepto profunda y completamente.”
“Aunque odio el sonido del aleteo de los pájaros, me amo y me acepto profunda y completamente”
“Aunque mi papá tenía miedo a los pájaros y yo también, me amo y me acepto profunda y completamente.”
Entonces trabajamos el segundo miedo de Fiona que era el miedo a todo lo que aleteara o revoloteara. Tenía un miedo particular a que se le enredaran en el cabello. Palomillas de la luz, mariposas, etc. entraban en esta categoría. Cuando exploramos el origen de este miedo, otra vez empezó con el miedo de otra persona, en este caso, una amiga. Cuando era adolescente, ella regresaba a casa en la noche con una amiga, y al acercarse a la casa de la amiga, ella señaló las palomillas que estaban alrededor de la luz que estaba frente a su casa. Su amiga dijo “Odio esas palomillas, siempre tengo miedo de que se enreden en mi cabello.” Creo que las palabras pueden definitivamente permanecer con nosotros de la misma manera en que lo hacen las emociones, y frecuentemente pueden afectar profundamente nuestras vidas. Siempre uso las palabras exactas que fueron pronunciadas, dentro de lo posible, o si no se recuerdan con exactitud, entonces será suficiente el significado que alguien les haya dado.

Las frases de tapping que usamos fueron:

“Aunque odio todo lo que vuela y que se enrede en mi cabello, yo me amo y acepto profunda y completamente.”
Aunque Karina dijo “odio esas palomillas, temo que se enreden en mi cabello”, yo me amo y acepto profunda y completamente.

En este punto probé a Fiona estirando mi mano y revoloteando mis dedos en su cabello y tocando su cara, diciéndole que había una palomilla ahí. Ella reaccionó en particular al sentir cuando toqué su piel, así que continuamos con:

Aunque no me gusta que pequeñas cosas voladoras se posen sobre mí o caminen sobre mí y odio sentir sus patas, me amo y acepto profunda y completamente.
Aunque me da miedo que las cosas voladoras se enreden en mi cabello y no ser capaz de quitármelas, me amo y acepto a mí misma.

Al final de la sesión, Fiona estaba bastante segura de que el miedo se había ido pero quería probarlo. Normalmente ella regresaba a su casa en la oscuridad y buscaba sus llaves en lugar de prender la luz y arriesgarse a encontrar palomillas, pero todo eso iba a cambiar. Dejaré que Fiona cuente el resto de la historia:

“Conocí a Karen Degen a través de mi grupo de networking y pedí una cita con ella y traté de no ser muy escéptica! Trabajamos sobre mi miedo a los pájaros y su revoloteo, y las palomillas y que se enreden en mi cabello! Después de que completamos el proceso, me fui a casa y prendí la luz de afuera para atraer a las palomillas y creerán que ninguna vino! Traté de hacer esto por varias noches y no podía atraer ninguna palomilla. Una tarde estaba en mi cocina y una palomilla voló por la ventana y la espanté sin pensarlo hasta que levanté la vista hacia donde estaba mi marido, que tenía una mirada de asombro en su cara. Fue entonces cuando me di cuenta de que no había reaccionado. No puedo decirles cuántas veces eso ha pasado últimamente y hasta se me paró una palomilla en la cabeza y yo sólo la espanté con mi mano. No puedo creerlo, ¡simplemente ya no son un problema! Esta es una técnica increíble que puede ayudar a tantas personas con cualquier problema emocional que tengan.
Fiona Hall"

PD. Fiona me ha informado desde entonces de un incidente con un pájaro que de igual manera no tuvo efecto sobre ella. Está impresionada y fascinada.

Karen Degen

Traducido por Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif