Persistencia en una fobia a las serpientes - AHEFT


Con el uso de EFT, muchas fobias desaparecen en momentos. Estas están dentro de nuestras “maravillas de un minuto” y son eventos encantadores cuando suceden. Otras fobias, sin embargo, contienen muchos aspectos (incluyendo muchos eventos traumáticos que tienen que ver con el objeto de la fobia). Los maestros de EFT reconocen este amplio espectro de respuestas humanas a EFT y ejercen la persistencia cuando es necesario.

Betty Moore—Hafter usa no solo la persistencia sino diversos elementos de habilidad creativa para aliviar a su clienta “Peyton” de su MUY intensa fobia de por vida respecto a las serpientes. En su artículo, Betty nos da información de este caso complicado. Agrego algunos comentarios que pueden proveer al lector de un entendimiento mayor.


Por Betty Moore-Hafter

"Peyton" vino a verme para que le ayudara con una fobia a las serpientes. Ella estaba planeando un viaje a Costa Rica con su novio e iban a hacer caminata en la selva, donde existían muchas probabilidades de ver una serpiente. Pero el miedo de Peyton a las serpientes era tan severo, que ella anticipaba que podría tener un ataque de pánico, y podría ponerse enferma y aún tener que regresar a casa. Ella no pensaba que podría llevar a cabo el viaje a menos que su reacción fóbica pudiese cambiarse.

Resultó que tenía un gran número de experiencias realmente traumáticas relacionadas con las serpientes en su vida. Su terapia no sería un ‘milagro de una sesión’. Terminamos teniendo cuatro sesiones. Tomó paciencia y persistencia, pero al final el resultado fue bastante notable.

Sesión 1: Mientras Peyton me hablaba de sus muchas experiencias con serpientes, tanto de su niñez como siendo adulta, me di cuenta que existían algunas razones genuinas para su fobia. En la primera sesión, nos enfocamos en sus reacciones físicas, lo que sucedía con su cuerpo cuando ella pensaba en serpientes. Había comprado una serpiente de hule que parecía bastante real y la utilicé para ayudarle a sintonizarse con sus sentimientos para que pudiésemos hacer tapping para la intensidad. Trabajamos en todos los aspectos que pudimos – cómo mueven sus ojos las serpientes, su lengua – haciendo EFT para cada uno. Hicimos tapping para la presión en su pecho, su latido acelerado, su sentimiento de pánico. Hicimos tapping para su infancia, donde existían serpientes alrededor de su casa y en su sótano. Ella se sentía mucho mejor. Sugerí que ella podría visitar una tienda de mascotas para ver cómo una serpiente viva en una jaula la podría afectar y que hiciera algo más de tapping.

Entre sesiones: Lamentablemente la visita de Peyton a la tienda de mascotas fue contraproducente. Ella fue a la tienda y entró a una habitación con todas las serpientes en jaulas y estaba sorprendida de que se sentía BIEN. Ella estaba segura que había progresado. Pero entonces, justo a su lado una de las serpientes fue sacada de su jaula para enseñarla a un cliente y estaba meneándose y retorciéndose y, como ella dijo, la perdió.

Ella salió en completo pánico y fue tan severo que el tapping parecía no ayudar. Ella tuvo pesadillas y se sintió traumatizada de nuevo. Le dije que había hecho ‘demasiado, demasiado pronto’… que requería que alguien hiciese tapping por ella, tratando aspectos específicos… y que había habido progreso, de lo contrario, ella nunca habría entrado al ‘cuarto de las serpientes’ tan fácilmente. Como dice Gary, no es que EFT no haya servido, simplemente no se habían tratado suficientes aspectos específicos y causas de raíz.

Por supuesto, yo estaba un poco preocupada de que ella pensara que el tapping no había ayudado cuando ella tuvo tal reacción. Pero creo que ella estaba abrumada y, siendo nueva con EFT, tenía problemas para usarlo efectivamente mientras estaba tan consternada. El que hubiera alguien que hiciese tapping por ella haría una gran diferencia, en mi opinión. En su favor, debo decir que no se sintió desanimada, sino que asistió a más sesiones.

Sesión 2: Pedí a Peyton que me hablara de su reciente ‘trauma’ de la tienda de animales y de qué era lo que le había molestado. Hicimos EFT para todos los aspectos específicos hasta que se sintieron neutralizados. Entonces decidimos enfocarnos en eventos específicos anteriores con serpientes.

Utilicé una inducción a relajación profunda y sugerí a Peyton que su mente tomara el evento que más requería de nuestra atención. Lo que surgió fue un suceso cuando ella estaba embarazada y ‘vio algo moverse’ en la cuna que había preparado para el bebé. Increíblemente, esto es una historia real – ¡una serpiente se había introducido en su casa y estaba en la cuna! Utilizamos el método de película para revisar la historia, haciendo tapping en cada paso. Después de un rato, ella podía contar su historia sin sentimientos negativos.

Posteriormente creé una experiencia de hipnoterapia (o podría llamarse también visualización) que incluía un ‘lugar seguro’ y un ancla. Ella deseaba que su lugar seguro fuera una isla donde nunca había vivido una serpiente. Así que existían muchas capas de protección: el océano alrededor de la isla, la isla en sí misma, la pequeña cabaña en la isla, y además un ‘escudo de energía protectora’ a su alrededor. Hice que uniera su pulgar y su índice que inhalara profundamente y que repitiera las palabras clave ‘segura y protegida’ durante la exhalación. Lo hicimos varias veces.

COMENTARIO DE GC: Este proceso de ‘pulgar e índice, respira y repite’ es lo que Betty llama un ‘ancla’. Un ancla es el proceso donde uno puede recrear un estado emocional previo repitiendo el proceso asociado con ese estado. En este caso, el lugar seguro de Peyton está asociado con ésta ancla.

BETTY CONTINUA: Ella ancló este sentimiento de seguridad y debía practicar a calmarse y tranquilizarse de esta forma durante la semana.

Sesión 3: Peyton trajo un libro sobre la vida silvestre en Costa Rica y trabajamos con las fotos de serpientes, las cuales la ‘alucinaban’, según comentó. Con cada foto le preguntaba “¿que es lo que te molesta de ésta?”

COMENTARIO DE GC: ¡Técnica excelente! Este caso obviamente tiene varios aspectos, y esta pregunta respecto a cada una de las imágenes de serpientes traerá muchos aspectos específicos a la superficie.

BETTY CONTINUA: Entonces pudimos hacer tapping para aspectos muy específicos como:

“A pesar de que la serpiente se ve malvada…”
“Aún cuando la forma de su cabeza me molesta…”
“A pesar de que esta víbora es venenosa…”

Finalmente, las imágenes parecían neutralizadas. La guié en una relajación otra vez y le pedí a su mente profunda que nos llevara a otra ocasión aún más temprana, a cualquier evento que requiriera nuestra atención.

Ella tenía una fuerte imagen de una ocasión haber estado en su cama cuando era pequeña con una serpiente en su cuarto, en el suelo. Al desarrollarse la historia, su padre vino y mató a la serpiente y se la llevó. Ella no sabía si esto era un evento real, pero le causó una emoción intensa, sobre la que hicimos tapping.

COMENTARIO DE GC: Por favor noten que, en este caso, Peyton inventó la historia. Esto puede ser MUY útil, especialmente cuando memorias específicas son difíciles de localizar. Una historia inventada puede ser ideal porque el cliente puede poner en ella cualquier característica que parezca importante. También, una historia inventada no es totalmente inventada, puesto que viene de dentro de una persona y refleja su comprensión, sus experiencias, etc.

BETTY CONTINUA: Otra vez, usando el método de la película, neutralizamos todos los aspectos de este evento con EFT hasta que ella pudo terminar la historia sin sentir ninguna intensidad. Otra vez, creamos un ‘lugar seguro’ en la isla dentro de ella, anclando el sentimiento de seguridad y capas de protección. Ella comenzó a sentirse con poder.

Sesión 4: Por correo electrónico, Peyton me hace saber que está lista para nuestra visita de campo. Le he dicho que tan pronto esté lista, iríamos a la tienda de mascotas juntas. ¡Así lo hicimos! Ella no se sintió nerviosa, así que no tuvimos que hacer tapping allí. Ver a las serpientes en jaulas estuvo bien.

El reto era tener una serpiente fuera de su jaula. Uno de los empleados nos ayudo amablemente y sacó una pequeña pitón hembra. Yo hice un poco de tapping para:
“aunque esta serpiente esté fuera de su jaula y esté meneándose…”

Pero Peyton realmente se sentía bien, sin nada del antiguo pánico. Ella comenzó a hacer preguntas. “Así que, ¿por qué mueve la cabeza de esa forma?” “Es curiosa” dijo el empleado. “¿observa cómo mueve su lengua? Es para obtener información” Peyton estaba fascinada. Ella se acercó más y más. Finalmente preguntó “y ¿cómo se siente?” “Es como aterciopelada” dijo nuestro ayudante, “¿le gustaría tocarla?”

¡Yo contuve mi respiración cuando Peyton acercó la mano y tocó a la serpiente! Ella acarició a la serpiente varias veces y no podía creerlo de sí misma. En segundos estaba llamando a una amiga por su teléfono móvil, “No lo vas a creer, pero ¡acabo de acariciar una víbora!”

Recordé la fantástica sesión en el primer juego de videos de entrenamiento de EFT donde la fobia de Becci de ratas y ratones se elimina y ella toca a una rata. Pero esos resultados se obtuvieron en cinco minutos – los nuestros tardaron tres largas sesiones, con la cuarta sesión como ‘visita de campo’. Creo que esta historia subraya dos de los lineamientos más importantes de Gary Craig: “sé persistente” y “sé específico”. Peyton me escribió el siguiente correo electrónico, el cual me dejó felizmente compartir:

Correo electrónico de Peyton después de nuestra última sesión

Estimada Betty,

¡Debo decir gracias otra vez! Aún no puedo creer que haya tocado una serpiente el otro día también. Pero lo hice. Gracias por tu ayuda. Realmente agradezco la ayuda que me diste. No puedo decir que me gusten las serpientes, pero creo que les tengo más aprecio ahora. No veo más a las serpientes como malignas, sino como cualquier otro animal, curioso de su entorno y que no puede evitar moverse y tener la cabeza y la lengua que tiene. No veo que mi futuro sea el gustar de las serpientes pero creo que puedo coexistir con ellas ahora.

He tenido miedo a las serpientes desde que tengo memoria. Las serpientes han entrado y salido de mi vida durante 31 años ahora. Mi miedo a las serpientes era muy intenso. He tenido miedo de una serpiente de 15 centímetros, de una serpiente muerte, de serpientes que no podían hacer daño, de serpientes atrás de cajas de vidrio. Mi corazón comenzaba a latir rápidamente, comenzaba a sudar y normalmente corría en dirección contraria cuando veía una. Mi miedo duraba varios días, soñaba con serpientes y me daba miedo salir de casa por miedo a ver una serpiente. Pasé gran parte de mi vida sintiendo que las serpientes se sentían atraídas hacia mi, ellas aparecían en todos lados, mi habitación, mi sótano, la cuna de mi bebé, y a lo largo de mi vida, he visto muchas serpientes que nadie más veía. Ha sido un miedo en varios sentidos que gobernaba mi vida en ciertos momentos, que restringía lo que deseaba hacer y el miedo limitaba en mucho de mi vida.

Ahora me siento distinta. ¿Tengo todavía miedo a las serpientes? Bueno, creo que todavía tengo un sano cuidado con las serpientes. No me gusta la forma en que se mueven, sus cabezas, sus lenguas. Pero sé que ellas no pueden evitar nada de eso. Es la forma en que se mueven, en la que sienten las cosas y son como cualquier otro animal en el universo. Todavía me siento algo nerviosa al pensar cómo voy a reaccionar cuando vea una serpiente la primera vez (en su ambiente). Pero creo que lo puedo manejar. No pienso que mi miedo tomará el mando otra vez. Espero que pueda mantenerme a salvo, segura y protegida dentro de mi, y se que las serpientes no van a herirme. Debo decir que es un gran alivio sentirme así. Puedo disfrutar de los veranos otra vez, puedo ir a Costa Rica y no tener miedo de tener un ataque de pánico cuando vea una serpiente. Creo que voy a estar bien por primera vez en mucho tiempo. Existe una paz interna que siento y que no había sentido antes, toqué una serpiente y me siento bien con eso. Eso dice mucho de mí. Cualquiera que me conozca sabe cuan importante esto es. Voy a estar bien. ¡Gracias Betty! ¡Gracias por todo!

Peyton

Más reacciones de Peyton – ¡su correo después del viaje a Costa Rica!

Aparentemente ella no tuvo que volver a hacer tapping, ella nunca sintió tanta intensidad – Betty.

Fue un viaje memorable. Regresaría. También regresaría al sitio donde atraparon dos serpientes, una resulto ser una coralillo falsa – no venenosa, y la otra se veía mala, era una víbora saltadora.

Debo decir que lidié con eso mucho mejor debido a lo que hicimos. Lo pensé varias veces, cuando caminaba y un poco nerviosa, unía mi pulgar y mi índice y decía Salva, Segura y Protegida y me sentía mejor. Así que gracias por eso.

Me he probado y siento algo fantástico, una revelación que no sé de que se trata, pero algo muy poderoso. Sentí esta calma que me inundó y las últimas 5 horas estuvieron bien. Estaba feliz de que lo hice y mi miedo a las serpientes no fue un tema – a pesar de que fue el lugar donde encontraron dos serpientes en sólo 3 días que estuvimos allí. Regresaría. La gente era maravillosa y fuerte y me sentí emocionada. Cambió mi vida. Estoy viendo las cosas de forma distinta ahora. Gracias en gran parte a tu ayuda para llegar a esto. ¡Gracias!

Peyton
Betty Moore-Hafter

Traducido por María Elena Blanco Ir al Sitio WEB de Maria Elena

InEnglish.gif