Fobia extrema a las serpientes debida a una causa inusual - AHEFT

Bernie Turvey de Australia ayuda a su cliente con una de esas intensas fobias a las serpientes que daría pie a cualquier terapeuta convencional a hacer una pausa. En este caso, el cliente pensaba que la razón de la fobia era una experiencia de una vida pasada y, de hecho, el recuerdo de su vida pasada apareció completo durante una de sus sesiones. Si crees o no en las experiencias de las vidas pasadas, es importante "caminar con ellas" si el cliente lo hace. Esta situación puede crear un terreno fértil.


Por, Bernie Turvey

Querido Gary,

Esta es mi primera experiencia de que en una sesión de EFT, espontánea y repentinamente surja el origen de una fobia (con gran detalle), en una vida pasada. Pensé en relatarla, porque evolucionó hasta convertirse en una "fobia auto-curativa".

La fobia era hacia las serpientes. Aunque las fobias suelen ser fáciles de resolver con EFT, ésta era tan grave que "Margaret" no podía decir la palabra "serpiente". Sostener un brazo, moviéndole frente a ella en un movimiento sinuoso le causaba estremecimiento y "encogimiento físico para alejarse” del brazo. La simple idea de ver una serpiente viva, produjo reacciones de “huida”.

Un psicólogo especialista en fobias, empleó la hipnosis y las técnicas des-sensibilizantes con ella sin ningún resultado.

Como dije: ¡grave! Pero EFT entra en acción...

Margaret dijo que sentía que la fobia se había generado en una vida anterior, ya que ella no tenía ninguna razón en esta vida y tenía la "memoria" de estar atada en el suelo y atacada por serpientes de cascabel. Dejé de lado este comentario para retomarlo después si fuera necesario, pero empleé el escenario como punto de entrada para la Técnica de la Película.

Un primer punto de interés fue que no pudo decir "amor" en la frase preparatoria... Resultado de imagen para serpiente

Margaret tituló su película: "Muerte". Después de una ronda haciendo tapping y de correr mentalmente la película de este evento con el "viejo Blanco y Negro, entreverado con pobres y ásperos sonidos, en la parte posterior-del-teatro", pasó de 10 a 4, dos rondas más y llegó a un 1 o cero.

Avancé y le pedí que corriera una versión “con color deficiente” de la película mental y Margaret se detuvo y se rehusó a avanzar. Mostró todas las reacciones previas de miedo.

Estancamiento. Dejé el asunto, porque sabía que se habían logrado avances, aunque todavía no había resuelto ese hecho. Este síndrome se muestra nuevamente más adelante.

En nuestra siguiente sesión, se sintió cómoda iniciando con la versión de “color deficiente” y fue capaz de decir la palabra "amor" en la frase preparatoria. Creo que su mente tuvo tiempo para liberar 59 años de hábitos... "un hábito habitual" que necesitaba reconocer que era innecesario, para perder su poder. Esto había sucedido durante los días transcurridos después de la primera sesión.

Bien, la sesión 2 marchó bien: llegamos tan lejos como para estar en la primera fila del cine mental, con perfecto color y sonido bajo y haciendo tapping en una intensidad de 6. Me sentía esplendido, satisfecho con su progreso, cuando ella cambió por completo el punto y 'giró’ hacia otra realidad - ¡un evento de una vida pasada! Fue una llamada de atención para mí.

"Una caravana de carretas. Vamos de Filadelfia a California. Mi nombre es Margaret. No quiero ir pero mis padres me obligaron. Dejé a mi novio, él es un abogado en Filadelfia. Tengo 17 años. He hecho amigos -Elizabeth y Brad-. Ellos están casados, pero son casi de mi edad. Estamos en Arizona. Tenemos miedo de los Indios.”

Hay un ataque Indio y Margaret recuerda al cochero pidiendo que todas las carretas formen un círculo. Los Indios Apaches, superan las defensas, muchos han muerto, (incluidos sus padres), pero a Margaret la hacen prisionera. Su siguiente recuerdo es estar amarrada a una estaca en el suelo, con un Apache parado sobre ella sosteniendo una bolsa con serpientes -serpientes de cascabel-. Él tiene una gran nariz y ella lo reconocería incluso el día de hoy. Él voltea la bolsa, arrojando las serpientes sobre Margaret. Ella trata de mantenerse quieta, pero finalmente se mueve y trata de huir, una serpiente la muerde en la parte alta del muslo

Su memoria continúa a través de la experiencia de muerte y en una clásica "Experiencia Cercana a la Muerte" tipo escenario, culminando al escuchar que ella podía descansar antes de "regresar" nuevamente.

Después de esto, ella “regresó” a la “realidad' y calificó su temor a las serpientes en "Cero", con firmeza y sin equívocos.

En nuestra siguiente sesión, organicé con mi asistente, que a mi llamada, entrara lentamente en la sala sosteniendo una serpiente de hule. Le expliqué esto a Margaret y ella se puso histérica, la simple idea le produjo estremecimientos de terror. Le prometí que no la dejaría y que mi asistente obedecería sus palabras instantáneamente e hicimos tapping respecto a este 'miedo' en un estilo de narración de cuentos. Ella consintió en permitir que mi asistente llegara a la entrada, a unos 3 metros de distancia de donde ella estaba sentada.

Ella miraba la serpiente de hule, mientras que yo hacía tapping en los 8 puntos principales, en un ciclo continuo. Ella dijo: Acércate más y mi asistente caminó un par de pasos dentro de la habitación y se detuvo. Más cerca, y mi asistente lentamente caminó hasta colocarse a la distancia de un brazo de nosotros. (Yo todavía hacía tapping a Margaret.)

Lenta y cautelosamente, se desplazó hacia la serpiente de hule y pidió permiso para tocarla. Le dije a mi asistente que la mantuviera muy quieta y no se moviera. Margaret la alcanzó y tocó la «serpiente» que parecía viva. Luego pidió sostenerla (yo todavía hacía tapping en sus principales puntos) y mi asistente la colocó sobre la mesa. Margaret la levantó... diciendo: "¡No puedo creer que esté haciendo esto!"

Pero espera, ¡aún hay más!

Unos días más tarde, Margaret desyerbaba su jardín. Un movimiento atrajo su atención y se dio cuenta de que había una serpiente tigre (veneno mortal), como a 30 centímetros de su mano izquierda. Ella, calmada y lentamente se puso de pie, caminó alejándose y llamó a un amigo para que la ayudara a terminar con la serpiente. ¡Y sólo entonces, se hizo verdaderamente consciente de que su fobia había desaparecido, se ha ido, terminado!

Gracioso como el Universo organiza estas coincidencias, ¿no?

Definitivamente uno de mis clientes más interesantes... pero ¿quién puede aburrirse haciendo EFT?

Mis Mejores Deseos,
Bernie Turvey, Tasmania, Australia

Traducido por Rosario Cortes

InEnglish.gif