Claustrofobia Inesperada - AHEFT

Este articulo de Carol Smith es un caso clásico de como a veces los beneficios de EFT pueden tardar en manifestarse.


Por Carol Smith

Recientemente, fui tomada por sorpresa cuando un gran ataque de claustrofobia me llegó.

Voy a empezar hace un año para preparar esto. Como estudiante de EFT, parte de mi entrenamiento era hacer el Procedimiento de Paz Personal de enlistar todos mis posibles “problemas” para hacer tapping en ellos y luego trabajar en ellos uno por uno. Uno de esos problemas fue un miedo de toda la vida a espacios pequeños o apretados. Hice tapping en este problema cumplidamente muchas veces.

Más tarde, un cliente me llamó para que entrara a un espacio pequeño de su casa para checar un problema de tubería. Lo hice y me sentí bien. Tuve confianza en que la claustrofobia había quedado atrás.

Caso cerrado.

Lo cual me lleva a la semana pasada. Necesitaba hacerme un examen auditivo para un problema de tinitus que tenía. La recepcionista me condujo a un pasillo largo y estrecho para el examen y entraríamos a un cuarto a prueba de sonidos para hacer la prueba. Mientras que yo caminaba esperando, decidí a entrar a uno de los cuartos de prueba para ver cómo era. Primero me sentí bien, pero cuando volví al pasillo, fui cegada por ese viejo sentimiento de claustrofobia y pánico sólo de pensar de estar enclaustrada en ese pequeño cuarto.

Afortunadamente, recordé rápidamente empezar a hacer tapping por lo que sentía. Mientras caminaba, hacía tapping. Hice las frases de preparación, las recordatorias, ronda tras ronda. Cuando empecé a hacer esto, el SUD estaba en un 4 (en la escala del 0 al 10), después de varias rondas, ¡estaba en 8! Todo se estaba acelerando muy rápidamente. Las emociones de miedo y pánico eran muy fuertes. Lo único que sabía hacer era seguir haciendo más rondas.

En ese momento, la audióloga llegó y me pidió que pasáramos al pequeño cuarto juntos. Fui capaz de hacer eso. Cuando nos sentamos le dije que tenía un problema con el cuarto y con la claustrofobia. En ese momento, estaba en un 9.5 en la escala y empecé a llorar.

Mencioné que había estado haciendo tapping para este problema usando EFT. Ella dijo que sabía acerca de EFT y que hasta había tenido una sesión con un facilitador cuando vivió por un corto período de tiempo en Nueva Zelanda. Dijo que podíamos dejar la puerta abierta (la que tenía una gran perilla roja de “pánico” en el centro) si eso me ayudaba.

La audióloga dijo que tenía que estar en otro cuarto para hacer el examen y que yo estaría en esa pequeña celda sola. Realmente necesitábamos cerrar la puerta para la prueba, para que los resultados fueran más exactos. Tomé algunas respiraciones profundas y ¡me di cuenta de que iba a estar bien! De repente estaba en el 0 en la escala de SUD.

¡El problema de claustrofobia se había desvanecido! El tiempo transcurrido total desde que sentí el pánico hasta el sentimiento de completa calma fue de 5-8 minutos. Volví a leer un libro de EFT un par de días después y mencionaba que a veces los resultados pueden retrasarse, pero que eso no significa que EFT no haya servido en ese momento.

¡Qué recordatorio personal tan increíble de la grandiosa herramienta que puede ser EFT! ¿Puede haber otros ataques que surjan en el futuro? Probablemente. ¿Tendré las herramientas en las puntas de mis dedos para trabajarlos?

Sí, sí las tendré.

Haciendo tapping en las soluciones,

Carol Smith

Traducido por Gisel Sotelo. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.