Escéptico, fobias a las escaleras mecánicas y a las autopistas y líneas convergentes (con una discusión introductoria sobre “poniéndose peor”) - AHEFT


Por Gary Craig

Hola a todos,

Hace alrededor de un año, “Bobby”, un verdadero escéptico, pidió el Curso de EFT. Tuvimos algunas conversaciones telefónicas previamente y él dijo que le gustaría “probarlo” en algunos problemas emocionales suyos no descubiertos. Pasó un año y él finalmente me llamó hace dos noches anunciando que “lo había probado” y que las cosas sólo se habían puesto peor. Por supuesto, yo hubiera preferido si hubiera dicho que (1) sus negocios se habían triplicado, (2) sus relaciones eran extasiantes, (3) ya no necesitaba más su Viagra y (4) que iba a enviarme un Ferrari nuevo como agradecimiento. Pero esto no era el caso.

De vez en cuando, la gente dice que EFT les pone “peor”. Mientras que eso es su percepción, no es lo que escucho. En lugar de ello, mi experiencia me dice que “ponerse peor” realmente significa que un problema superficial ha sido tratado dejando así el camino libre para que salga un problema más intenso. El cliente, no siendo consciente de esto, piensa que el tapping le ha puesto peor.

Después de una discusión, supe que Bobby había pasado por muchos años de terapia para una variedad de problemas, incluyendo agorafobia (aparentemente solucionada). Él tenía una lista bastante larga de problemas actuales en los que él estaba “trabajando” en la actualidad y entre ellos estaba la fobia a conducir en la autopista y la fobia a las escaleras mecánicas. Sospeché, por supuesto, que en el proceso de usar EFT en estas fobias, él estaba de hecho aliviando algunas asuntos superficiales que luego dejaban paso a que él se “sintonizara” con problemas de mayor entidad. Su modo de describir ponerse “peor” fue decir que él tenía ansiedad en aumento (un término más bien global, al menos para mí).

La compenetración era importante en este caso, especialmente dado el escepticismo que se encontraba presente. Así que entretuve sus muchas preguntas técnicas y retos, con frecuencia afirmando cosas como…

“No estoy seguro de si esto es correcto. En este punto, tenemos más preguntas que respuestas”.
“Su ansiedad incrementada podría ser debida a muchas cosas. En mi experiencia, sin embargo…”
“Nosotros tenemos nuestras teorías, por supuesto, pero en el fondo la cuestión es: ¿funciona?”.

Estas sentencias son tanto verdaderas COMO apropiadas para un escéptico. Tienen una forma de cumplir con las creencias del escéptico mientras que allanan el camino para alguna apertura. De todos modos, mantuvieron su interés y me permitieron fisgonear un poco en algunos aspectos concretos detrás de estas fobias. En la conversación, Bobby mencionó que tenía un “problema ocular” asociado con las fobias. Era como si sus ojos se cansaran o fatigaran mirando hacia abajo en unas escaleras mecánicas o hacia la autopista. En ambos casos, el movimiento de gente o de coches pasándole parecían agravar el problema.

Usualmente ayuda escarbar en los detalles cuando un problema no parece moverse normalmente. En este caso, yo inmediatamente vi un paralelismo entre la fobia de Bobby y un descubrimiento del Dr. Roger Callahan en el que las fobias a las alturas con frecuencia NO SON una reacción a las alturas. En su lugar, son una respuesta a las “líneas convergentes” que uno ve cuando uno mira desde lo alto de un edificio o de una colina. Estas líneas convergentes pueden generar una sensación intensa de ser “arrastrado” en la dirección de las líneas, creando por tanto una respuesta que el cliente etiqueta como miedo. Esto, en mi opinión, es una idea genial la cual, si uno lo piensa, también es sentido común. ¿Por qué, por ejemplo, alguien que tiene “fobia a la altura” no tiene problema alguno al mirar por la ventana de un avión (a varias millas de altitud) pero tiene un gran problema mirando desde un balcón del cuarto piso? Esto sugiere que después de todo no es una fobia a la altura. Más bien, es una fobia a líneas convergentes.

Bobby cogió esto al instante. Tenía mucho sentido para él. Tanto las escaleras mecánicas como las autopistas tienen líneas convergentes y él sintió que su “fatiga ocular” era debida a su incapacidad de mirarlas. Así que hicimos varias rondas de EFT para mirar hacia abajo desde lo alto de las escaleras mecánicas y para mirar hacia delante en la autopista. Hice que se imaginara ambos momentos y le subió “una presión en la cabeza” de seis o siete. Hicimos unas pocas rondas hasta que la presión cayó a entre cero y cero punto cinco. Incluimos gente y coches zumbando a su lado como algunos de los aspectos.

Cuando terminamos, por supuesto, no teníamos forma de saber si habíamos tenido éxito en reducir o eliminar la respuesta fóbica. Solo en las circunstancias del mundo real pueden decírnoslo. Algunos practicantes hacen la prueba del músculo en este punto para saber si han terminado. Esto puede ser una pista valiosa, naturalmente. Pero para mí, el fondo de la cuestión es saber qué pasa en la situación real. Puesto que estábamos al teléfono en nuestras respectivas salas de estar, no había escaleras mecánicas o autopistas que nos permitieran comprobar nuestros resultados. Tal vez haya más por hacer, tal vez no.

No sé si volveré a oír de Bobby. Él se va pronto fuera del país y puede que no me haga saber sobre los resultados a largo plazo. Sin embargo, acabo de recibir este alentador e-mail suyo (observen el escepticismo sobre el “tapping”).

Querido Gary,

Gracias por lo de ayer. Redefinir el problema como “líneas convergentes” – un problema visual más bien que fóbico – ha creado una gran diferencia en mi cabeza. Y cobra mucho sentido cuando miro cómo se ha desarrollado y cómo lo he compensado. Cuánto es por el tapping, no puedo decírselo, pero yo sé que el concepto ha ayudado MUCHO. He conducido hoy por la autopista UN POCO. Dos veces, con una pausa para comer entre ellas. La primera vez estaba nervioso con un poco de presión en la cabeza, tal vez un cuatro. La segunda vez, de hecho me había relajado un poco después de meterme en la autopista, tal vez un dos. Creo en avanzar a pasitos, así que me paré ahí, aunque quería hacer más. También soy un firme creyente en dejarlo mientras todavía tienes ganas de más. Así que estoy esperando ansiosamente la próxima oportunidad.

Le mantendré informado. Mientras tanto, gracias. ¡Estoy más esperanzado que en dos años!

“Bobby”

Abrazos, Gary
________________________________________
Repuestas a este mensaje (nombres omitidos por motivos de privacidad)

RESPUESTA Nº 1: Gracias por el mensaje sobre las líneas convergentes. De pronto me di cuenta por qué un fóbico a la autopista (¡quien sufrió un trauma en una autopista de cinco carriles!) estaba haciendo lentos progresos. Ella de hecho habla sobre no ser capaz de mirarla porque ella verá los carrilles. La llamé después de leer el mensaje y para ella tenía mucho sentido.
________________________________________
RESPUESTA Nº 2: Este pasaje es de gran ayuda para mí. Estuve en su taller de Oakland no hace demasiado, donde fui parte de una demostración de tapping para fobias. Mi problema era ir en un automóvil y especialmente en puentes. Esta información sobre líneas convergentes es algo sobre lo que voy a hacer tapping. Es sin duda la clave del problema. En los puentes, y aún más en los túneles, siento como si las paredes van a aplastar el coche en el que voy. Puedo ver ahora que parte del problema para mí de conducir con tráfico con varios carriles de coches es que las líneas convergen por delante de mí, así que parece que los automóviles de cada lado van a chocar contra mí, como si no hubiera suficiente espacio para mi coche. Esto ya está disparando otros aspectos para mí. Muchas gracias por compartir esta información.

Traducido por Juan Carlos Vega - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif