40 años de miedo a manejar se van: “¡Ahora yo manejo la montaña como si fuera mía!” - AHEFT

La cliente de Carol Solomon aprendió EFT en la tele clase de Carol para perder peso, y luego lo aplicó a sí misma durante una horrible experiencia manejando en una montaña. ¿El resultado? No más miedo a manejar. Nótese la simplicidad y sencillez del lenguaje utilizado.


Por Carol Solomon, PhD

Querido Gary,

“Sara” no aprendió a manejar sino hasta cuando tuvo 22 años. Sólo aprendió porque estaba embarazada con su primer hijo, y sabía que se quedaría estancada en casa si no aprendía a manejar.

Debido a que no aprendió en su adolescencia, Sara se encontraba muy ansiosa desde el comienzo, y no se sentía muy segura al manejar. Algunas condiciones meteorológicas podían originar que su ansiedad se incrementara. Ella tendía a evitar manejar en lluvia o nieve. Manejar en una zona desconocida también aumentaba su ansiedad. Cuando tenía que manejar en esas condiciones, Sara sentía mareos y náuseas. Su corazón palpitaba rápidamente y se le hacía difícil respirar o contenía la respiración. Se sentía temblorosa y tensa.

Hace dos años, Sara participó en una conferencia, cuyo local quedaba en la cumbre de una montaña en el estado de Nueva York. En el camino al Centro de Conferencias, empezó a nevar y a llover. Estaba ansiosa por hacer bien las cosas hasta que llegó casi hasta la cumbre de la montaña, donde había un auto detenido delante de ella. No había cómo rodearlo para pasar. Tuvo que detenerse, y su carro resbaló hacia atrás contra el guardavías. El auto delante de ella resbaló sobre su auto y estuvieron varados por un par de horas. Quedó aún más temerosa de manejar después de este incidente.

La ansiedad de Sara llegó al tope cuando ella y su esposo compraron una casa de verano ubicada en una montaña en Vermont. El camino a su nueva casa era de tierra y el recorrido con muchas curvas y vueltas sin guardavías. Sara tenía miedo especialmente a que si salía de la vía nada iba a detener que se cayera de la montaña. Sentía ansiedad aun si iba como pasajera.

Ella no pudo evitarlo. Estaba yendo a Vermont a pasar el verano con su esposo, y tenía que manejar. En la noche antes del viaje, tuvo pesadillas viéndose caer en el barranco.

Le dio un ataque de pánico. Debido a que ella aprendió EFT en mi teleclase de pérdida de peso, le dijo a su esposo que se iba a detener y hacer tapping antes que iniciara el ascenso a la montaña.

Estas son las frases que utilizó:
Aun cuando tengo mucho miedo de manejar en esta montaña, me acepto completamente.
Miedo a manejar
Miedo del camino
Miedo de manejar el camino de esta montaña
Siento náuseas
Me siento temblorosa
Me siento temblorosa
Estaré bien
Estaré segura
Aun cuando me siento nauseabunda y temblorosa, sé que puedo calmarme y manejar bien.
Estoy calmada
Estoy calmada
Manejaré bien
Todo estará bien
Me siento segura
Me siento segura
Manejaré bien
Me siento calmada

Sara manejó con seguridad montaña arriba. “No estaba conteniendo mi respiración, no se me hacía difícil respirar. No estaba temblando. Estaba bien. ¡Me sentí victoriosa mientras iba cuesta arriba!”

Continuó usando EFT varias veces mientras subía o bajaba de la montaña. Han pasado 7 meses desde que conquistó sus 40 años de fobia de manejar. “¡Ahora manejo como si la montaña fuera mía!”

Con amor,
Carol Solomon, Ph.D.

Traducido por Rocío Hoshi

InEnglish.gif