Tapping en sustitución para la peritonitis de mi padre - AHEFT

Cuando un familiar está en estado delicado de salud, hay mucho que podemos hacer con EFT, cómo nos muestra María Elena Gómez con este hermoso trabajo en pro de su padre de avanzada edad.


María Elena Gómez Mejía

Hola David, me siento tan afortunada de conocer esta maravillosa técnica que quisiera “contagiarla como epidemia” a todo el mundo y por ello quiero compartirles mi más reciente logro utilizando el tapping en sustitución por mi padre.

Todo inició el lunes 15 de marzo a las 21:00 cuando mi padre regresó de un viaje en autobús donde comió el refrigerio que le ofrecieron. Comenzó con malestares y pensó que esa comida le había causado una infección intestinal. Pasó muy mala noche ya que las molestias y el dolor fueron incrementando; fue trasladado a Urgencias a eso de las 6:00 am del día martes y quedó en observación y en espera de los resultados de laboratorio. Pasó casi 36 horas en Urgencias (pues decían que no había síntomas claros de apendicitis o de litiasis vesicular) y hasta el miércoles a las 13:00 le ingresaron a quirófano por tener ya un cuadro de peritonitis (presentaba fiebre, el abdomen estaba completamente distendido y terriblemente doloroso).

Por la tardanza de un diagnóstico certero y oportuno, lógicamente su apéndice estalló y el cirujano que lo intervino, les dijo a mis hermanas que por su avanzada edad (86 años), la diseminación de la infección durante esas horas de espera, lo enfrentaban una situación muy seria y que dependería de su resistencia para sobrepasarla.

Esa noche estuve cuidándolo; lo encontré con mucho dolor, quejándose, con el abdomen distendido, hipotenso (según me comentó la enfermera que lo atendía) y con fiebre (aunque no me especificó de cuántos grados), pálido, con disnea y cianosis moderada en extremidades y labios a pesar de que le estaban administrando oxígeno a través de cánula, diaforético y aletargado. Debido al dren quirúrgico, aparte de los apósitos, le colocaron un pañal “para que no fuera a manchar las sábanas por si acaso drenaba muchos líquidos”.

Así que comencé con mi tarea cerca de las 22:00 horas, inicié en el PK 3 veces la frase preparatoria diciendo:
“yo María Elena Gómez Mejía elijo trabajar hoy a por Salvador Gómez Pimentel”

Analicé cuál sería el orden en que trabajaría y lo más urgente era combatir la infección, así que con los datos conocidos, cerré los ojos unos momentos traté de visualizar lo que pasaba en su cuerpo. Vino a mí una imagen de inundación, como si se hubiera roto un dique, con grandes olas turbias y pensé entonces aprovechar la idea del dren que le dejaron para desalojar la infección, así que construí la frase preparatoria en el PK diciendo:
“a pesar de esta severa infección que ha inundado mi abdomen, yo elijo desalojarla de mi cuerpo y me acepto completa y profundamente”.

Como frases cortas utilicé:
“la infección que inunda mi abdomen”
“esta inundación de bacterias”
“desalojo la infección”
“la infección que sale por el dren”
“desecho la infección, no la necesito”

…con estas frases hacía rondas completas en ocasiones y en otras las intercalaba en cada punto Ce, LO, BO, BN, BL, Cl, BB, en las Muñecas y Coronilla. Al finalizar cada ronda volvía a cerrar los ojos y revisaba qué cambios se presentaban en la imagen (que desde un principio interpreté como si fuese un 10), curiosamente al paso del tiempo (aproximadamente unas tres horas) la imagen se transformaba, las olas se hacían cada vez más pequeñas y claras hasta que al final ya no veía la imagen. Físicamente su temperatura se normalizó, ya no sudaba y su respiración era más suave, sin quejidos, recuperando poco a poco su coloración.

El abdomen estaba mucho menos distendido y fue necesario quitarle el apósito y pañal que le habían adaptado en su herida, incluso mojó su bata y las sábanas por todo el líquido sanguinolento y maloliente que surgía por su dren. No tengo forma de saberlo pero estaba tan empapado todo que podría asegurar que eran litros.

Durante el proceso que estuve trabajando con esa imagen, surgió también un sentimiento que podría ser una mezcla de soledad y abandono, así que en cuanto le cambiaron sus apósitos, bata y ropa de cama decidí retomar ese aspecto. Esto fue cerca de la 1:00 de la madrugada, él no podía dormir pero ya estaba mucho más tranquilo y persistía su dolor abdominal.

Como un antecedente les comparto que mi madre falleció de cáncer hace casi 4 años y era muy lógico pensar en la relación que habría con estos sentimientos. Resulta obvio decir que su muerte cambió totalmente la dinámica de la familia, pues a pesar de que mantenían grandes diferencias entre ellos, llevaban más de 50 años de convivencia. Por más de que nosotros, sus hijos estuviésemos atentos a sus necesidades e hiciera cosas que jamás hubiésemos soñado, como viajar a Guatemala o visitar muy frecuentemente a sus hermanos en Uruapan Michoacán o en el Distrito Federal, me daba cuenta que mi papá estaba enojado con mi mamá y se sentía muy dolido pues se sentía abandonado.

Comencé en el PK con las frases:
“A pesar de que estoy muy enojado porque me abandonó Esperanza (ese era el nombre de mi madre) y me quedé solo, me acepto completa y profundamente”
“A pesar de que me abandonó Esperanza y no me gusta estar solo, me acepto completa y profundamente”
“A pesar de que odio estar solo y desesperanzado, me acepto completa y profundamente”

Hice varias rondas completas con las frases cortas
“este gran enojo que siento”

…y con esta frase pude percibir una imagen como de un globo que se va inflando cada vez más y más hasta que estalla. Eso me llevó a estas otras frases:
“este enojo que hizo explotar mi apéndice”
“este enojo porque Esperanza me abandonó”
“este enojo porque no entiendo cómo pudo abandonarme
“este enojo porque ahora no sé qué hacer yo solo”
“este enojo porque creo que mis hijos no me hacen caso”
“este enojo porque nadie me hace caso”

Con las que hice rondas completas que poco a poco disminuyeron el enojo hasta que se transformaron en una mezcla de tristeza y abandono, así que nuevamente utilicé el PK:
“A pesar de que estoy muy triste porque me abandonó Esperanza ¿cómo me pudo hacer esto? Y ahora me quedé solo, a pesar de esta traición, yo me acepto completa y profundamente”

Hice varias rondas completas con las frases cortas
“esta tristeza porque Esperanza me abandonó”
“esta tristeza porque no me gusta estar solo”
“esta tristeza porque me siento traicionado”
“esta tristeza… ¿cómo me pudo abandonar?”

…continué haciendo tapping hasta que el sentimiento desapareció y pude percibir paz en mi corazón. Para esto ya estaba amaneciendo (5:00 a.m.) y durante un poco más de una hora se quedó profundamente dormido. Despertó un poco antes de las 7:00, con un buen estado de ánimo, sin dolor, sin fiebre y bromeando con el enfermero del turno matutino que ya quería irse a casa.

Llegó el cirujano con su equipo de residentes e internos a pasar visita. Al revisar a mi padre le comentó “Don Salvador usted ya casi no la cuenta, su condición era grave y sigue siendo en extremo delicada por su edad, además que debemos combatir todavía la infección y le advierto que su recuperación será dolorosa y lenta, pero deberá poner de su parte y bajarse a caminar”. Se retiraron y me dijo: “ya no aguanto esta cama, quiero bajarme a caminar”. En lo personal después de haber visto cómo estuvo durante la noche, pensé que tal vez se podría marear, pero mi sorpresa fue que se levantó con facilidad (si tomamos en cuenta su edad y que apenas habían transcurrido unas 18 horas de su cirugía), se puso a recorrer el pasillo y a bromear con los médicos que ya quería jugar futbol. Estuvo internado durante 5 días en ayuno absoluto y aunque la pasó algo mal en estos días porque no podía tomar ni gota de agua, ¡aún así creo que su recuperación en cuanto a la peritonitis fue ¡impresionante! Y tan impresionante fue su recuperación que en la semana de Pascua ¡ya estaba nuevamente viajando al Distrito Federal a visitar a una de sus hermanas!

Es por esta experiencia y por otras que he vivido con EFT que le agradezco a Gary desde mi corazón su gesto de amor desinteresado a la humanidad y a ti David por la gran sensibilidad que pude percibir en tu forma de compartir tus cursos… un millón de gracias.

Un abrazo y como te lo dije en el curso que impartiste en Guadalajara el mes de marzo,
¡Que siga esta epidemia llamada tapping!

María Elena Gómez Mejía
Guadalajara, Jalisco, México
Traducido por María Elena Blanco - Ir al Sitio WEB de Maria Elena