EFT para Enfermedades Autoinmunes ayuda con Granulomatosis (vasculitis) de Wegener - AHEFT

por Anne Merkel, PhD, CNHP

Traducido por Veronica Cárdenas Pérez, con permiso de EFTUniverse

Amanda padecía una condición autoinmune muy seria: granulomatosis de Wegener, en la cual el flujo de sangre del cuerpo se bloquea y no llega a los órganos mayores. Casi había muerto y había pasado un largo periodo de tiempo en el hospital, parte del cual había sido en un coma inducido. Cuando Amanda llegó conmigo estaba asustada porque pensaba que sus síntomas habían regresado, después trabajamos juntas para eliminar el peso que había adquirido durante su larga terapia con esteroides.  

Amanda es el “ejemplo perfecto” del uso exitoso de EFT y otras herramientas de la terapia energética, y sigue mejorando hasta el día de hoy.  

Su caso es un ejemplo extremo sobre cómo nuestro estilo de vida y el estrés pueden empezar a matar a una persona. Describió su situación y su salud aquí:

“Hace dos años y medio me diagnosticaron una enfermedad autoinmune llamada granulomatosis de Wegener. Es un ataque de los pequeños vasos sanguíneos que se inflaman e impiden el paso de la sangre a mis órganos. Para no hacer el cuento largo, esto me llevó al hospital con neumonía, y eso me puso en coma por 14 días de un total de 28 de estancia en el hospital. Después de eso me aplicaron quimio y me dieron dosis masivas de esteroides. Eso hizo que buscara más opciones para ayudarme a mí misma.”

“Tenía un gran trauma por haber estado en coma por 28 días. Y acababa de tener un aborto. Mi último trabajo era muy estresante porque perdía muchos días de trabajo porque mi cuerpo se estaba apagando. No me sentía bien conmigo misma ni con mi productividad en ese trabajo. Eso me producía sentimientos negativos. También estaba estudiando en ese momento, tratando de obtener mi título. Estaba haciendo muchas cosas: trabajando, estudiando para obtener mi título, tratando de quedar embarazada, y entonces mi cuerpo dijo - ¡basta! No soporto más. – Y en ese momento también tenía un pequeño de 3 años.”

Ahora quiero compartir con Uds. un poco de la historia de Amanda según ella me la proporcionó en el formato previo al inicio del tratamiento.

Antes de su enfermedad, llevaba una vida muy ocupada y de mucho estrés: estaba por obtener un título en la escuela, realizaba un trabajo estresante, cuidaba de un infante, estaba tratando de quedar embarazada, lo que la condujo a tener un aborto 6 meses antes de su colapso, era la tutora de su hermano discapacitado, su dieta era mala, y encima de todo esto, había dejado de fumar después de 14 años. Su estilo de vida no era estresante sólo físicamente, también lo era mental, emocional y espiritualmente. Hizo hincapié en que la gente no se sorprendió cuando enfermó.  

Amanda estaba acostumbrada a una vida llena de estrés. Me dijo en su historial que siempre había sido perfeccionista. Desde muy joven prácticamente había tenido que hacerse cargo de su madre disfuncional y de su hermano discapacitado, así que parece que realmente nunca tuvo una infancia.  

Generalmente, uno tiene que cambiar su estilo de vida para superar los efectos de una enfermedad autoinmune. Esto requiere crear un nuevo estilo de vida con nuevas actitudes. Debe lograrse un re-equilibrio mientras se planea anticipadamente y se piensa anticipadamente. Para Amanda, como para muchos, los síntomas en su pasado habían sido tan serios que su mayor problema era su supervivencia.  

Sin embargo, Amanda tenía una lista de pendientes muy intensa. Apenas un par de años después de la mayor crisis en su enfermedad, tenía una familia, un niño, era tutora de su hermano discapacitado, estaba estudiando para obtener su título, estaba buscando su siguiente trabajo y además, estaba planeando volver a embarazarse. Esta mujer estaba altamente motivada… ¿pero era eso lo mejor para ella?

El caso de Amanda es como el de muchos otros. Los síntomas pueden empezar a presentarse pero no hay un indicio claro de lo serio que puede ser hasta que es demasiado tarde. Conforme fui profundizando en su caso buscando más pistas sobre el momento más antiguo en el que el estrés emocional había empezado a cobrarse su cuota, encontré que había empezado antes de su nacimiento.  

Potencialmente, había mucho trauma impreso en el ADN de Amanda porque su madre había sufrido de abuso y trauma durante su niñez. Como su mamá no había tenido una familia decente durante su crecimiento, parecía que quería crear una familia que la hiciera feliz. Puso muchas expectativas en Amanda, quien contó que su nacimiento había sido normal pero que no había empezado a respirar sino hasta después de algunos minutos después de nacer, admitió que tal vez estuviera inconscientemente renuente de llegar a la situación en la que había nacido.  

Los padres biológicos de Amanda se divorciaron cuando tenía 5 años. Su madre tuvo relaciones extramaritales aún después de haberse vuelto a casar. Amanda sabía que su padrastro era engañado a sus espaldas. Vino un segundo divorcio cuando tenía 9 años. Su madre estaba envuelta en toda clase de engaños y artimañas, así que Amanda cortó su relación con ella antes de caer enferma.  

Justo antes de nuestra sesión, la madre de Amanda había solicitado que fueran juntas a ver a un consejero, diciendo que prometía cambiar. Amanda comentó que se sentía escéptica y también se dio cuenta de que fue justo después de esa solicitud de su madre cuando sus síntomas reaparecieron.  

Todos tenemos padres, son seres humanos que cargan con situaciones que heredaron de sus padres, que a su vez las heredaron de los suyos, y así continuamente. Recibimos información emocional y psicológica del ADN de nuestros antepasados. Nuestros padres hacen lo mejor que pueden, así como nosotros hacemos lo mejor que podemos en cada momento. Pero algunos padres son realmente horribles, lo que conlleva a tener que liberar una carga emocional muy grande, aún cuando hayan tenido la intención de tratar de ser buenos padres.  

Trabajando con Amanda: su primera sesión

Le pedí a Amanda que se enfocara en el momento en que era pequeña y su madre estaba haciendo cosas que ella sabía eran incorrectas, mientras pretendía que Amanda se cuidara a sí misma y a su hermano. Amanda dijo que sentía presión en el pecho.  

Le pedí que pusiera una mano justo donde sentía la presión en el pecho y su otra mano atravesada en la frente según la llave de Kinesiología Aplicada, mientras pensaba en situaciones de su niñez que tuvieran que ver con su madre. (Esta técnica puede ser usada fácilmente con EFT ya que libera naturalmente reacciones físicas producidas por estrés emocional. La zona de la frente sobre las cejas contiene puntos comunes de liberación emocional neurovascular que liberan suavemente la presión física al disipar la energía).

Amanda sostuvo esos puntos mientras contaba que cuando era niña se sentía culpable con frecuencia y también sentía el enojo de su madre cuando gritaba y chillaba y era ofensiva con los hombres en su vida. Su madre había tenido una infancia dura y llevó mucho de su enojo a la infancia de Amanda. Esto le produjo una gran tristeza a Amanda y empezó a llorar.  

La guié haciendo el Tapping de EFT para liberar la tristeza que surgió y el sentimiento de pérdida de su niñez. Cuando se sintió aliviada de esto, continuamos.

Siguiendo el rastro de su sentimiento de culpa (el cual aparece muy comúnmente en los desórdenes autoinmunes), la conduje a otro punto que ella había resaltado en su historia con referencia a un accidente automovilístico ocurrido cuando tenía 15 años, en el que ella iba manejando. Aún cuando nadie salió herido en el accidente, ella reportó que todavía presentaba una alta valoración de 10 unidades en la Escala de Molestia (SUDS - unidades subjetivas de malestar según sus siglas en inglés) por el sentimiento de culpa sobre el incidente, incluso después de tantos años.  

Le pedí a Amanda que hiciera Tapping en los puntos Bajo la Nariz y Bajo los Labios al mismo tiempo mientras se enfocaba en ese sentimiento de culpa. Le pregunté si había algo que quisiera decir a aquellas personas que habían estado en el coche al momento del accidente, para sacárselo del pecho y dejar ir la culpa. Ella respondió:

“Me gustaría decir otra vez que lo siento. Pedí disculpas durante el evento, pero el tema principal es que todos éramos menores de edad. Yo no tenía licencia de conducir. Los más grandes medio encubrieron el hecho, así que fue una gran mentira. Dijeron que no era yo la que iba manejando. Eran buenos amigos, y aún lo son. Siguen siendo mis amigos pero me siento muy mal al respecto.”

Mientras Amanda hacía Tapping nos enfocamos en:

  • Elijo dejar ir esta culpa. No beneficia a nadie más.
  • Elijo dejar ir esta culpa.
  • Elijo aceptar que fue una acción estúpida que hice a los 15 años.
  • Elijo entender que todos los que iban conmigo cometieron también este error tonto.
  • Entiendo que la culpa es una emoción muy pesada que puede mantenerme estancada.  

Amanda continuó haciendo Tapping en estos dos puntos (que es donde usualmente almacenamos la vergüenza, la culpa, la pena, el abuso de poder) hasta que sintió un cambio y un alivio de la culpa.  

La culpa es algo que puede tener un gran impacto en la auto-estima y en el sentido de auto-valoración, y puede mantener a la persona paralizada. En la historia de Amanda eso era un trauma significativo que ella había enumerado y yo quise probar si podríamos liberarlo antes de seguir adelante. En ese momento reportó que el sentimiento de culpa había disminuido en intensidad de un nivel 10 en la Escala de Molestia a 3.  

Reportó que aún sentía un poco de culpa en el estómago, lo cual era normal en ella cada vez que pensaba en el accidente. Le pedí a Amanda que colocara su mano donde tenía esa sensación en el estómago y su otra mano atravesada en la frente en sostenla llave kinesiológica. Haciendo esto volvió a revisar el “video” del recuerdo del suceso. Reportó entonces que ya no sentía ninguna culpa con respecto al accidente.  

Regresamos entonces al tema de su mamá y le pregunté qué era lo que sentía en ese momento cuando pensaba en su madre. Reportó que sentía miedo de ser engañada otra vez y volvió a tener la sensación en el pecho. Creó el circuito energético usando la llave kinesiológica al colocar sus manos una en el pecho y la otra atravesada sobre su frente. Le pedí que regresara a esas emociones negativas que tenía sobre su mamá durante el recuerdo más traumático del que tuviera memoria, aquél que hubiera provocado las peores repercusiones debido a las mentiras de su mamá. Escogió una memoria con una carga emocional de 10 sobre 10 en la Escala de Molestia del 0 al 10, en relación con el sentimiento de abandono.  

La mamá de Amanda había sido abandonada y Amanda había heredado esa predisposición a sentirse abandonada, añadiendo a esto que su mamá la abandonaba cada vez que se iba a sus andanzas y cuando le decía mentiras sobre a dónde iba, dónde había estado o cuándo regresaría.

Le pedí a Amanda que hiciera Tapping en el Punto de Karate. Hizo Tapping en:

  • Te sientes completamente sola.
  • No puedes confiar ni en tu mamá.
  • ¿En quién puedes confiar si no puedes confiar en tu madre?
  • Eso te lastimó mucho.
  • ¿Por qué no podía decirte la verdad?
  • Te sentías tan sola y tan responsable por otras personas.
  • ¿Quién estaba cuidando de Amanda?

Amanda sintió el cambio de energía y reportó que la carga emocional había bajado a 4 en la Escala de Molestia y ahora se sentía enojada por el abandono.  

En ese momento le pedí a Amanda que colocara una mano sobre su pecho donde la había puesto antes y le pedí que con la otra hiciera Tapping al lado de sus ojos, en el punto de la vesícula o Lado del Ojo (LO) en EFT. Le pedí que entrara en ese recuerdo y sintiera enojo y resentimiento.  

  • Fui abandonada
  • Me mintieron
  • ¿Dónde estabas cuando te necesitaba?
  • Yo siempre estaba ahí para ti, ¿pero dónde estabas tú cuando yo te necesitaba?
  • Se suponía que tú debías ser mi madre.
  • Eso duele realmente.
  • Eso realmente me hace enojar.
  • Me siento enojada por ello.
  • Mamá estoy muy enojada por eso que hiciste en ese momento.
  • He estado cargando eso por muchos años.
  • Eso duele.
  • Elijo dejarlo ir.
  • Es una energía desagradable la que he estado cargando.

Amanda reportó que la carga emocional de esa energía desagradable había bajado a 0. Le pedí que se remontara a otro recuerdo traumático en el cual su madre le hubiera mentido. Lo resumió así: “Mi madre continuó haciendo esto hasta mi vida adulta, por lo que poco después de haber despertado del coma, pude darme cuenta de que estaba viendo a otro hombre estando casada.”  

Dijo que le disgustaba que pareciera que su madre siempre tenía a algún hombre a su lado y que lo sentía en las tripas.  

Mientras hacía Tapping arriba y debajo de la boca (puntos de EFT: BN Bajo la Nariz y BL Bajo los Labios) sintió la vergüenza que le provocaba su madre desde niña, con una sensación de disgusto, pena y vergüenza. Después de hacer Tapping enfocándose en el recuerdo, dijo sentirse mejor.  

Le pedí que regresara a ese momento cuando estaba despertando del coma y tenía ahí a su mamá quien ella sabía que le estaba mintiendo. En una escala de 0 a 10 reportó que ahora sólo sentía un 1 o 2 en la Escala de Molestia con respecto a ese tema.  

Cuando le pedí a Amanda que recordara a su mamá queriendo establecer contacto otra vez, deseando estar en su vida de nuevo, dijo que el peor sentimiento que había tenido antes era el temor a que le volviera a mentir, con un índice de 10 en la Escala de Molestia, pero que ahora este índice había bajado a 3 o 4.  

Le dije a Amanda que su mamá aún podía mentirle pero su carga emocional era diferente, así que esto no la afectaría tanto ahora. Lo importante era que no andaría por ahí con una carga emocional alta que pudiera causarle estrés excesivo a Amanda cada vez que su mamá se comportara mal o le mintiera.  

Muchas personas que tienen personas así en su vida ya no pueden cargar su bagaje emocional. De hecho, tienen cantidad de cosas en su aura y en su campo energético que no les pertenecen y que les pueden provocar enfermedades. Hacer Tapping regularmente en el punto Bajo el Ojo – BO es muy terapéutico, simplemente para liberar lo que no nos pertenece. Hay por ahí muchas personas que nos absorben la energía. Le recomendé a Amanda que se hiciera el hábito de liberar de su sistema las cosas de su mamá. Empezamos haciendo Tapping en lo siguiente:

  • No es benéfico para mí seguir cargando las emociones de mi madre.
  • Esto realmente me hace daño.
  • Tampoco fue benéfico para mi madre.
  • Es momento de liberar esta energía.
  • Elijo dejar ir su energía ahora.
  • Elijo cortar los lazos con mi madre.
  • Los envío de regreso al lugar del que vinieron con amor y gratitud.
  • Elijo ser liberada totalmente de la influencia de mi madre y de sus emociones.
  • Elijo ser liberada totalmente de las emociones de mi madre, de su bagaje y de su influencia.
  • Elijo recuperar mi propio poder.
  • Elijo dejar ir la influencia de mi madre.
  • Elijo dejar ir el dolor de mi madre.
  • Elijo dejar ir el trauma de mi madre y sus temas de abandono.
  • Elijo permitir que mi cuerpo se sane a sí mismo.  

Amanda reportó que la carga emocional en la Escala de Molestia había bajado a 0 o 1 y que se sentía mucho más ligera. Añadió que se sentía agotada pero no mal. Y también comentó que el pensamiento de que su madre pudiera volver a regresar a su vida ya no la hacía sentir pánico.  

Amanda quería saber si lo que habíamos hecho iba a tener resultados permanentes o si la carga emocional volvería. Le respondí:

“Lo que hicimos y los aspectos que liberamos están liberados, pero otros aspectos pueden aparecer. La analogía que utilicé fue la de una bella joya, un diamante con muchas facetas. Cada faceta o superficie de la joya representa un aspecto del tema a tratar. El trabajo que realizamos libera algunos de los aspectos cada vez. Pero aún puede haber algunas facetas o superficies de ese diamante que no hemos visto. Pueden aparecer en cualquier momento, y entonces los puedes liberar por ti misma o con la ayuda de un facilitador. Estos aspectos adicionales del tema de origen probablemente tendrán una carga emocional más ligera porque ya le has limado el borde al tema en general. Las cosas sobre las que trabajamos y la manera en la que lo hicimos deben haberlas eliminado.”  

Cuatro meses después le pregunté a Amanda qué había cambiado en su vida durante ese corto período de tiempo en el que habíamos trabajado juntas. Me respondió así:

“Muchas cosas se han modificado. La enfermedad está completamente en remisión, lo cual es genial. Por medio de EFT he liberado muchos traumas que giraban alrededor de la enfermedad y el miedo que ésta me producía. Incluso palabras detonantes como “desde que me dieron quimio” y cosas así, me afectaban. También cosas de mi pasado, de cuando estaba creciendo, de mi niñez, situaciones con mi madre, muchas cosas han cambiado. He podido dejar ir y seguir adelante dejando atrás muchos temas. Además de todo esto, he empezado a buscar otras cosas, como cambiar mi dieta y hacer ejercicio y cualquier cosa que me pudiera ayudar. Mencionaste, naturalmente, la dieta Paleo, la cual me ha sido muy útil. Desde que la inicié hace dos meses he bajado 17 libras de las 75 que subí tomando esteroides. Eso es grandioso para mí. Y sé que funciona. Sé que en adelante debe ser un elemento importante en mi vida.”

“Creo que la diferencia entre mi yo de ahora y mi yo de antes es que ahora puedo reconocer la causa de mis síntomas. Es algo así como: - Okay, ten calma. Sabes que la dieta funcionó antes, así que es momento de regresar a ella. – Además, diferentes cosas han tomado importancia. Eso incluye comer mejor, dormir bien, y simplemente, hacer las cosas sencillas que me hacen sentir mejor, incluyendo el Tapping por supuesto.”