La presíón gástrica de Mary tenía una causa interesante – ¿fue de verdad un problema de vesícula biliar? - AHEFT

Nuestros malestares a veces aparecen como metáforas de otros asuntos que están sucediendo en nuestras vidas. Cathleen Campbell descubrió esto trabajando con su clienta, Mary. Cathleen dice:
“Mientras hicimos el tapping sobre los temas relacionados con el asunto, Mary quedó notablemente más relajada y empezábamos a llegar más a fondo. Ella empezó a girar en su asiento y a estirarse distraída. Era evidente que estaba eliminando la tensión y lo que es más importante aún, la energía estancada.”

Por Cathleen Campbell

Querido Gary,

Mary había trabajado conmigo sólo un par de sesiones, cuando una vez entró visiblemente molesta. Tal vez, hemos palpado un asunto más profundo, pensé al empezar. Pero ella lo vio de otra manera. Dijo que posiblemente no será muy divertida hoy, al contrario de su verdadero carácter, porque estaba quedando más y más incómoda, y estaba bastante convencida de que tendría que visitar al médico. Su vesícula biliar, la cual le provocó un verdadero susto hace como diez años atrás, y desde luego siempre ha sido “algo problemático”…, parecía que finalmente no tendría remedio y Mary estaba bastante segura que había llegado el tiempo de sacarla.

Ella temía a la operación, sin embargo se consolaba diciendo que casi todos sus conocidos tenían su vesícula extirpada, o ellos o algún miembro de sus familias. La operación parecía ser “común” y concebible. Ahora, pueden imaginar, ¡que hemos hecho con esto!

Le propuse a Mary que nos enfocáramos en el tema de la vesícula, y dejáramos que nos llevara al próximo paso donde era preciso aclarar su camino hacía la estabilidad financiera. Ella aceptó, ya que sintió el dolor crecer, como si su vesícula hubiera sabido que Mary estaba preparada para trabajar sobre su caso. Al comenzar, medimos el tamaño y forma del dolor, y su temperatura, y Mary, además, palpaba alrededor su estómago para ver cuan tenso y duro estaba. Percibió una área del tamaño de una pelota de golf que parecía duro debajo de sus costillas derechas.

Entonces, empezamos a balancear sus energías, pidiéndoles que estuvieran listas para aclararse. Como es usual, ella empezó a sentir paz y control permeando en su conciencia. Una vez terminado el balanceo, tomamos uno por uno sus sustos y temas generales, relacionados con la vesícula – el dolor que provocó el ataque de vesícula, el miedo de una operación pendiente… y, por supuesto, la suposición insensata de que es normal que la vesícula se elimine”. Es verdad, que las operaciones de vesícula biliar son bastante comunes, pero ¡esto no significa que eso es normal, y menos que es bueno! Lo único que significa es que es un problema harto común.

Mientras hicimos el tapping sobre los temas relacionados con el asunto, Mary quedó notablemente más relajada y empezamos a llegar más a fondo. Ella empezó a girar en su asiento y a estirarse distraída. Era evidente que estaba eliminando la tensión y lo que es más importante aún, la energía estancada. De repente tocaba el punto debajo de su costilla y notaba con sorpresa que ¡ya no pudo encontrar el punto endurecido de forma de pelota de golf! En realidad, sintió que la tensión estomacal y abdominal estaba desapareciendo, y su abdomen se puso más blando.

Después de haber hecho tapping sobre todos los temas relevantes, le pregunté a Mary si estaba preparada para ver que revelaba para ella el asunto. Su percepción fue que era como si el dolor intentara comunicarle algo. Entonces, empezamos a plantear esta nueva línea de preguntas a su subconsciente.

Aunque tengo este dolor de vesícula y lo he tenido antes también, estoy segura que quiere decirme algo y aunque tal vez lo ignoraba, ahora opto por estar abierta y deseo entender qué es lo que mi cuerpo quiere decirme, porque me quiero, me acepto y me perdono.

Aunque esta vesícula claramente quiere captar mi atención y yo aparentemente la ignoraba, ahora le pido a mi subsconciente conectarse con mi superconsciencia y ayudarme a manejar mi mente consciente y mi cuerpo, sabiendo que ahora estoy protegida, y lista para entender a qué aspecto de mi vida quiere llamar mi atención mi vesícula, y opto por estar agradablemente sorprendida al saber que el descubrimiento de este asunto me permitirá eliminar este dolor fácilmente y sin esfuerzo.

Trabajamos todos los recuerdos y temas que surgieron después de las rondas tan reveladoras. Todas las veces frotamos el punto sensible, e hicimos tapping con frases recordatorias específicas. Pronto se reveló que las emociones de Mary eran presión y bloqueos. Se le aparecieron todo tipo de indicadores de alivio como bostezos y lágrimas, y se sintió cada vez mejor. Sin embargo, el dolor palpable quedó.

Si Mary no sentía la presión de sus cuentas por pagar o de su trabajo, aparecía la presión de ganar más. producirse Mary no sentía bloqueada en ganar más dinero, surgieron los obstáculos emocionales de aceptarlo. Todas estas presiones y bloqueos emocionales se amontonaron en su cuerpo, y crearon dolorosas experiencias gástricas en repetidas ocasiones.

En una última ronda especialmente animada, nos enfocamos en “toda esta presión”, recordando los conceptos de su bienestar financiero, y el dolor físico repetido. Al final, Mary se alivió de una manera como nunca antes, una evidencia clara de que fue el asunto de la vesícula del cual ella se aliviaba: ¡Mary eructó tan sonoramente que ¡nos reímos del ruido tan fuerte!

Durante el resto de la sesión, y todo aquel día, Mary informó que había eliminado más y más gas, y se sintió cada vez mejor. Ella decidió que la sensación de presión ha sido la raíz de sus problemas gástricos, aunque nunca lo haya aceptado realmente. Su conclusión: ¡basta ya!

Mary descubrió que fácilmente puede aclarar sus problemas emocionales, psicológicos y, al final, los físicos también. Esta última experiencia la alentó para trabajar con regularidad en todos los aspectos encubiertos que la tenían inquieta en relación con sus finanzas. Igualmente, decidió que va a cuidar más su salud física y decidió que lo mejor que puede hacer es un chequeo anual, cosa que dejó de hacer desde hace mucho tiempo. Al final, concluyendo que su régimen tampoco era lo mejor, decidió que es hora de dejar de tratar de solucionar sus problemas emocionales comiendo comida chatarra, rica en grasa y químicos, y que elaborará una dieta sana para tener su cuerpo feliz.

El alivio de sus dolores emocionales y físicos era tan profundo, que al volver a su casa durmió horas, y notó que después de esta sesión su sueño era especialmente reconfortante.

Ya han pasado meses desde aquella sesión y Mary dice que no tuvo más ataques, cosa muy inusual, ya que ella suele estar tomando o desechando algo para aliviar su malestar. Según ella EFT hizo efecto más rápido, mejor, y más duradero e hizo mayor impacto que cualquier antiácido que se vende libre en farmacias. Y, además, ¡no tiene tan mal sabor!

En harmonía viva
Cathleen Campbell

Traducido por Ida Miro Kiss

InEnglish.gif