Esclerosis Múltiple y más. Tapping persistente otorga un gran éxito de EFT en 4 meses. - AHEFT

Sophia Cayer nos proporciona persuasiva evidencia en relación al hábil uso de EFT para problemas físicos serios. Su cliente, “Harry”, era al mismo tiempo inválido y con impulsos suicidas antes de hacer EFT. Sin embargo, después de 4 meses, está trabajando en un empleo de tiempo completo y está libre de síntomas. De todas formas, su rutina de tapping se mantiene para asegurar la continuidad de su buena salud. Agradezcamos a Sophia por su talento y persistencia en este caso. Pienso que ustedes encontrarán su detallada narración (incluyendo algo de lenguaje usado) de lo mas útil.

Continuación, incluyendo recaídas, sacudidas ¡y un espíritu renovado!: Harry tuvo algunas recaídas después que este artículo y la introducción de arriba fueron escritas. Esto es esperable para todos los casos complicados. El seguimiento completo es dado más abajo en este artículo y señala los beneficios de un uso habilidoso y persistente de EFT en los casos difíciles. No todo con EFT es una maravilla de un minuto. De todas formas los beneficios que han sido alcanzados en este caso son difíciles, o imposibles de alcanzar por otros métodos. Como Sophia dice: “La moraleja de esta historia es: ¡Conserven la fe! No desesperen cuando los síntomas retornan, ya sean físicos o emocionales. El camino a la recuperación puede tener sus caídas, pero con persistencia las podemos superar. Cuando el progreso parece detenerse o las cosas parecen ir hacia atrás, hay que poner más esfuerzo. Es simplemente parte del proceso”
Por Sophia Cayer

Querido Gary,

Tu preguntaste por un ‘tapper’ persistente y “¡por Dios, creo que lo tengo!

La persistencia en este caso realmente ha dado sus frutos. Harry (no es su nombre real) la llamó su “nueva forma de vivir”, y le ha dicho a la gente que hay que entenderlo como quien se lava los dientes o come. “Simplemente hazlo con la misma regularidad con que haces esas cosas, ¡¡o incluso con mas frecuencia!!

Comenzamos trabajando juntos intensamente hace 4 meses atrás, Continuamos usando un par de horas por semana en sesión, y él hace tapping no menos que tres o cuatro veces al día. Cuando se cansa de hacer tapping, usa la técnica de tocar y respirar o imagina el tapping en su mente.

Un breve recuento: A la edad de 10, Harry sufrió una caída desde 8 metros de altura en una superficie de concreto, aterrizando en su cóccix. Con el correr de los años, múltiples accidentes se sumaron al dolor y los desafíos. Pasó por 16 cirugías mayores, a causa de su espalda cuello e incluso cáncer. Tiene tanto metal en el cuerpo que aparece en los detectores de radar. Además de haber sufrido muchos traumas emocionales importantes, muchos años atrás fue diagnosticado con esclerosis múltiple.

A consecuencia de esto, con el paso de los años, Harry contó que sencillamente había tomado cada droga de prescripción existente en el mercado para el dolor (incluyendo morfina) y que incluso se había vuelto adicto a algunas. Las adicciones eran suficientemente severas como para forzarlo a internarse en centros de tratamiento. En ocasiones podía caminar desde su casa hacia el buzón de correo y volver sin muletas. No podía ir en un vehículo por más de 10 millas sin sentir un dolor y una incomodidad atormentante.

Ahora está sin ningún medicamento para el dolor. Todos los síntomas de esclerosis múltiple, artritis y dolor provocado por tejido cicatrizado se desvanecieron, y el dolor raras veces es un problema. Cuando comenzamos, sus niveles de dolor, en una escala del 0 al 10, generalmente estaban diariamente entre 8 y 9.

Un punto interesante a señalar es que como resultado del trabajo que hemos estado haciendo juntos, si comienza a experimentar dolor, él ahora encuentra una conexión hacia algo en su vida que está creando una disrupción o empeoramiento. Inmediatamente hace tapping en la situación y el dolor. Afectuosamente se refiere a esto como su punto de “¡Ahá!” porque funciona con tal velocidad ¡que le arranca una sonrisa!

Harry asistió a un taller que hice el año pasado donde experimentó mucho alivio en su dolor. Desafortunadamente después de unos pocos e-mails y llamadas telefónicas, interrumpió la comunicación y dejó de hacer tapping. Esto después de haber pasado por una operación subsiguiente, habiendo tenido menos dificultad con la anestesia y recuperarse más rápidamente que, según dijo, había experimentado jamás.

Yo me hice cargo de reconectarnos de un modo u otro (ha ser la sagitariana que hay en mí). La noche antes que llamara, él y su esposa habían rezado juntos porque todas las esperanzas se habían ido. Estaba listo para intentar el suicidio, una vez más. No compartió esto conmigo hasta que juntos hubimos trabajado unas pocas semanas.

Durante nuestras primeras pocas sesiones, quedó asombrado de ver caer sus niveles de dolor mientras solamente trataba problemas emocionales y eventos traumáticos. Había toneladas de ellos, muchos de los cuales estaba seguro de haber resuelto años atrás. Había muchos problemas que tenían relación con enojo, culpa y la necesidad de perdonarse a sí mismo y a otros. Encontramos que agregando “perdón” a segmentos del trabajo que estábamos haciendo traía una mejoría tan rápida que comenzamos a agregarlo como final para TODO en la frase preparatoria. Otro final frecuentemente usado fue “sin juicio”

Algunas de las frases preparatorias elegidas para los problemas:
Aunque estoy triste y enojado porque no puedo jugar con mis nietos...
Aunque siento que debería ser capaz de hacer las cosas mejor por mi esposa. Esto es injusto para ella y ella merece algo mejor...
Aunque siento como si yo fuera un fracaso...
Aunque estoy atascado haciéndome cargo de la “PI” (forma breve de p--- insensible en referencia a Mamá) porque a mis hermanos no les importa un cuerno y se rehúsan a ayudar...

También tratamos todos los síntomas físicos, diagnósticos y miedos que lo acompañaban uno por uno. Unas pocas frases con las que trabajamos:

Aunque he sido diagnosticado con Esclerosis Múltiple, me niego a aceptar esta enfermedad... elijo ser saludable y fuerte.
Aunque tengo este dolor y esta debilidad en mis piernas... elijo estar libre de dolor y ser fuerte... estoy a salvo, soy libre de ser yo.

(“Estoy a salvo, soy libre de ser yo” es una frase que usamos frecuentemente... A medida que él ganaba fortaleza pudimos testear con él probando de doblar las rodillas, sin ayuda.)

Aunque me dijeron que no hay cura para la esclerosis múltiple, la bendigo y la dejo ir... elijo estar libre de esclerosis múltiple...
Aunque tengo toda esta incomodidad que se siente como una cincha apretada...
Aunque tengo miedo de que todos piensen que soy un fraude y estoy fingiendo cuando suelto la silla de ruedas y las muletas...
Aunque tengo miedo de que no pueda ser capaz de sobrevivir financieramente si me recupero...
Aunque de algún modo disfruto la atención que mi condición atrae, prefiero ser capaz de funcionar plenamente y por mi propia fuerza...
Aunque tengo miedo que los síntomas y el dolor puedan volver...
Aunque no estoy seguro de que estos tratamientos funcionen...

Había días y momentos en que la intensidad emocional parecía casi demasiado para Harry, pero trabajamos sobre eso, con su insistencia en que estaba pronto para descargar cualquier cosa que lo alejara de la salud.

ÉXITO: Recientemente Harry asistió a la Sociedad Humanitaria manejando 220 km de ida y vuelta al aeropuerto con animales, coincidiendo con una evacuación de emergencia por un huracán. El día siguiente, trabajó en un turno que excedió las 24 horas, haciendo todo desde construir jaulas para animales, mover jaulas, cargar y descargar animales enjaulados, hasta manejar tractores. El día siguiente, dijo que lo único que “dolía un poco”, eran sus pies. Su esposa, 8 años menor que el, decidió asistir, ¡pero se quejó luego de la hora 20 de que ya no podía seguir trabajando con él!

Después de 42 años de estar adolorido, dijo que era como tener una nueva vida. Harry dijo que solía sentir temor al ver el sol levantándose en la mañana... “¿Tengo que lidiar con esto otro día más?” ¡Ahora, dice que mira hacia adelante todos los días! “Por la primera vez que recuerdo hay un salto en mi paso... Reflexionando sobre esto, ¡no me acuerdo de haber tenido JAMAS un salto en mi paso!”

Unos pocos días después de haberme confesado acerca de esta jornada de más de 24 horas, dio unos saltitos para mí mientras se iba de nuestra sesión.

LA INCREÍBLE CONTINUACIÓN: Luego de haber sido inválido por 24 años, (sí, dije y quise decir 24 años) está trabajando en un empleo de tiempo completo. No es un trabajo de escritorio, sino uno que requiere de un esfuerzo físico la mayor parte del día. Continúa haciendo tapping diariamente, no menos de 3 o 4 veces al día, y continuamos trabajando juntos un par de horas a la semana. Su esposa se sigue quejando de que no puede seguirle el paso. Cuando están juntos a la noche ella está pronta para descansar y relajarse ¡mientras él sigue lleno de energía! Si, ¡estamos trabajando para meterla a ella en el tapping persistente también!

Quisiera motivar a todos para ser persistentes, no importa cuan sin esperanzas la situación pueda parecer o sentirse. Harry es un perfecto ejemplo de lo que podría pasar si tu simplemente te aferras a eso.

Sophia Cayer, Coach/Teacher, EFT-ADV CC
________________________________________
Continuación, incluyendo recaídas, sacudidas ¡y un espíritu renovado!:

Hola Gary

Han pasado ya tres meses desde que compartí mi historia acerca de “Harry” y su progreso notable. Tengo el placer de informar que lo está llevando muy bien. De todas formas, la vida le arrojó más de unas pocas bolas combadas que han causado algunas breves, pero espantosas e intensas recaídas. Siento que es importante compartir esta información, en la esperanza de que aquellos de ustedes que están pasando a través o trabajando con situaciones complejas y desafiantes puedan sentirse motivados. Con casos desafiantes, algunas recaídas ocurrirán a veces. A pesar de esto, ¡la persistencia paga!

Exultante por su libertad recién adquirida, realmente tuvimos que hacer tapping en “Aunque mi libertad recién adquirida me ha hecho olvidar el uso de mi sentido común.” Se encuentra a sí mismo trabajando hasta el punto de quedar exhausto diariamente, intentando cumplir con objetivos en un día o dos que razonablemente requerirían tres o cuatro. He descubierto esto cuando comencé a explorar una nueva queja en relación a la “baja energía”. Otro elemento que salió a luz fue un sentimiento subyacente: “Esto es demasiado bueno para ser verdad, mis síntomas pueden volver, por lo que mejor disfruto esto mientras dura”. ¡No hace falta decir que atacamos esto con mucho vigor!

Como las cosas parecían estar rodando bien, decidimos ver qué podíamos hacer en el departamento auditivo. Pruebas previas indicaban una disminución del 75% en un oído y 80% en el otro. Normalmente Harry usa un audífono en cada oído. Este desafío se presentó alrededor de los 7 u 8 años. Mientras estaba al cuidado de un hermano mayor malhumorado, el hermano se acercó por detrás y lo golpeó en ambos lados de la cabeza con las palmas de la mano. Esto resultó en un tímpano roto. Muchas visitas al doctor continuaron enfatizando el hecho de que las cosas sólo podían ir peor. Para sumar, los miembros de la familia constantemente le recordaban: “La sordera neurológica va en la familia.”

Comenzamos por hacer una lista de las “ventajas” de la sordera. La lista incluía personas específicas como cosas a las que simplemente quería apagar el volumen. Desde allí, fuimos hacia los “por qué” asociados y relacionados con eventos. Otro componente interesante fue determinar cuanto del desafío rondaba el “escuchar versus oír”.

Mientras la sesión progresaba, mas de una vez me preguntó: “¿Estás hablando más alto de lo usual?” Pronto estaba bajando el volumen de sus audífonos.

Verifiqué más tarde con él cómo nuestro trabajo se estaba sosteniendo. Cuando le pregunté cómo había sido el resto del día me respondió “¡Ruidoso!”
En nuestra próxima sesión “Harry” estaba un poco frustrado porque su mejoría en escuchar parecía que no era consistente, aunque a cada momento que se incrementaba parecía hacerlo a un nivel más alto. Había hecho un progreso tan rápido con los otros desafíos que tenía poca paciencia y quería resultados inmediatos y completos. Sí, hicimos tapping en eso también.

Después de apenas tres sesiones y su propio trabajo entre sesiones, estaba experimentando una apreciable diferencia. Dijo que ahora podía “escucharse adentro” en referencia a la nueva habilidad de escuchar su propia voz. Estaba también comenzando a sentir vibraciones en su cara, justo al frente de ambos oídos.

Sintiendo optimista, trabajando a tiempo completo, aún haciendo tapping diariamente y simplemente amando su “nueva vida”, surgieron situaciones que causaron que algunos síntomas comenzaran a retornar. En el plazo de una semana, sufrió la traición de un hijo, y varios disgustos emocionales mayores. Realmente estaba en el borde cuando vino a verme, y su capacidad de oír era la última cosa en la que quería enfocarse.

Trabajamos alrededor de 2 horas, y al final de la sesión estaba hecho todo sonrisas, libre de síntomas y de nuevo en su amada “nueva vida”. Siendo de mayor interés, durante estas sesiones nunca trabajamos específicamente sus síntomas físicos.

Por lo tanto, todos están contentos una vez más, la vida es buena. ¿De acuerdo? Bien, ¡no por mucho tiempo!

Cerca de las vacaciones estuve fuera de la ciudad por un par de semanas. Mientras estaba lejos, nuevas disrupciones y desafíos surgieron, tanto en el nivel físico como el emocional. Parecía que la ley de Murphy echaba sombras en todo. Cada día en su camino a casa desde el trabajo, los síntomas físicos se intensificaban, empeorando a medida que llegaba el atardecer. Para mi desazón, todo esto dejó a “Harry” en tal estado de desesperación que realmente estuvo pronto para tirar la toalla y regresar a su invalidez.

De manera que nos arremangamos y volvimos a trabajar sobre eso. Las buenas noticias son que luego de una intensa sesión de dos horas, me informó que se sentía renovado, refrescado y preparado para seguir adelante y vivir la vida en su totalidad. No quedaba nada de su deseo de renunciar y los síntomas físicos se habían ido. Una vez más, durante esta sesión nunca nos dirigimos específicamente a sus síntomas físicos.

Algunos efectos colaterales también salieron a luz. Sin habernos referido a ello específicamente, sus últimos exámenes de la visión revelaron que había habido una mejoría. También estaba pronto para eliminar los tratamientos respiratorios que eran requeridos en un tiempo por lo menos una vez al día.

Trabajamos específicamente en su ataque anual de bronquitis. Todos los años previos había necesitado antibióticos. Este año, lo erradicamos con EFT. Dijo que este era el primer año que recordaba en que no había sido forzado a tomar antibióticos

A pesar de las interrupciones relacionadas al trabajo y a su habilidad de oír, sentía que ya había experimentado un 15% o 20% de mejoría. Ahora de nuevo en camino, veremos cómo va su progreso.

Una cosa me gustaría clarificar aquí. Yo creo que tratar los síntomas físicos ha tenido un gran valor y beneficio. Lo hago así diariamente. De todos modos, cuando notorios componentes emocionales son tratados adecuadamente, por lo general los síntomas físicos simplemente desaparecen.

La moraleja de esta historia es ésta: ¡Mantener la fe! No desesperen cuando los síntomas vuelven, ya sean estos emocionales o físicos. El camino hacia la recuperación puede tener caídas, pero con persistencia las podemos sobrepasar. Cuando el progreso parece lento o las cosas parecen que van a ir hacia atrás, hay que insistir. Es simplemente parte del proceso.

Sophia Cayer, EFT-ADV CC
________________________________________
Tres semanas después...

Pienso que ustedes podrían estar interesados en saber que “Harry” ahora estima una mejoría del 30% en su habilidad de escuchar y cuenta que algunos de sus retrocesos (o reducciones en los nuevos y mejorados niveles) parecen estar pasando con menor frecuencia. Las mejorías se están sosteniendo definitivamente por más tiempo y la mejoría gradual continúa... ¡Recuerden, hemos tenido retrocesos en el medio de todo esto! ¡¡Dios, amo este trabajo!!

Traducido por Martin Jones - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif