El papel del auto-castigo en la enfermedad - AHEFT

Steve Wells de Australia nos da su punto de vista de cómo las enfermedades a menudo son causadas por auto-castigo. El dice "¿Cuántas enfermedades resultan por nosotros hacer lo que sabemos que está "mal" y subsecuentemente creando/experimentando un estado interno de mal-estar respecto a nuestras propias acciones? ¿Cuántas veces nuestro mal-estar con nuestro comportamiento se convierte en un mal-estar o enfermedad en el sentido físico? Yo creo que bastantes."
Por Steve Wells

En uno de nuestros talleres avanzados de EFT y auto-aceptación del año pasado, se acercó una joven que sentía venir el principio de una migraña. Ella había hecho tapping en la sensación de dolor de cabeza sin resultado, y el dolor se estaba haciendo más intenso. Ella estaba preocupada de que tendría que dejar el taller e ir a su casa a acostarse.

Le pregunté cuál sentía ella que era el origen de la migraña, y me dijo que ella había sido una "chica mala" y se había tomado un café esa mañana, ¡y esta migraña era claramente un "castigo" por haberlo hecho!
Este es un ejemplo de un sentimiento encontrado, porque la pobre chica amaba el sabor de un buen café y había sentido que le ayudaba a animarse cuando se sentía cansada, y de todas formas me dijo "Me encanta, pero sé que es malo para mí" Ahora, sé que tomar mucho café puede tener un efecto negativo en la gente, ¿pero uno sólo? Eso me parece un poco difícil, tener que sufrir tanto como resultado de tomarse un sólo café.

Mientras escuchaba, me di cuenta que ¡ella estaba manifestando la migraña para castigarse por haber sido una mala chica al haberse tomado el café!

El desafío en este tipo de situaciones es que la persona a menudo se siente víctima de sus procesos internos, como si lo que sucede con su cuerpo estuviera totalmente fuera de su control. Es como si estuviesen siguiendo ciegamente un mandato interno: Si has pecado al tomar café, debes sufrir teniendo migraña.

Y no solo sufres físicamente, también te tienes que sentir mal emocionalmente respecto a ti mismo, por ser una persona tan débil y por hacer algo que sabías que es malo - ¡y además disfrutarlo! Ahora, muchos dirían que tener una "conciencia" como ésta tiene el propósito positivo de mantenernos en el camino correcto. Sin embargo, esto era claramente disfuncional e interfería para que esta joven pudiera disfrutar la vida. ¿No debería una persona poder tomar una taza de café si lo desea sin tener que sufrir migraña durante los dos siguientes días?

Hicimos tapping durante un rato en la conexión que ella hizo, y por supuesto usé nuestra aproximación provocativa (Técnicas Energéticas Provocativas - PET por sus siglas en inglés) diciéndole humorísticamente fingiendo una voz seria que había sido una muy mala niña por tomarse esa taza de café, que ella claramente se merecía tener como resultado esa migraña. La tuve haciendo tapping mientras se enfocaba en la idea de que debía sentirse mal por ser tan traviesa como para pensar que podía tomarse un café - ¡y especialmente ser tan perversa como para disfrutarlo!

¡Esta era una doble razón para que se sintiera mal, y porqué se merecía sufrir aún más! Como pasa a menudo cuando se usa PET, fue exactamente esto lo que ella pensaba de sí misma, y cuando lo dije en alto, ella rió mientras hacía tapping y dijo "Eso es ridículo" y "que tonto de mi parte el pensar de esta manera" Entonces hice que ella hiciera tapping en estar enojada consigo misma por manifestar la migraña y también por pensar de forma tan estúpida. No pasó mucho antes de que su migraña desapareciera completamente - y ella logró completar el resto del taller sin dolor.

He encontrado que el enojo hacia sí mismo por tener un problema es a menudo una de las primeras cosas a tratar, especialmente en casos como este, donde el problema no parece mejorar mientras haces tapping y te enfocas en los síntomas. En realidad veo el auto-enojo como una tapa que se coloca sobre el problema. En vez de mejorar las cosas, que es lo que se supone que debería hacer, en realidad hace que el problema se quede con uno más fuertemente.

Creo que en algún momento en el pasado, ella aprendió a castigarse por hacer algo mal, tal como otros - tal vez sus padres - la habían castigado. Como resultado, ella creó una parte separada de sí misma que actúa como el padre o maestro castigador, y que es quien lleva a cabo el castigo cada vez que ella hace algo "malo", y manifestar una migraña se convirtió en la forma de hacerlo.

No digo que ella lo haga conscientemente, sólo que se convirtió en una forma interna de auto-regular su comportamiento en una manera similar a la que los adultos de su vida usaban para regular y controlar su comportamiento. Discutimos el tema y ella estuvo de acuerdo - y se retiró a hacer más tapping en algunas de sus memorias infantiles de ser "una niña mala" y ser castigada.

He empezado a preguntarme cuantos de nuestros problemas se deben a este tipo de auto-castigo.
Recuerdo cuando enfermé hace un par de años, mi tapping y el analizarlo reveló un tema de auto-castigo subyacente. En ese momento, me había comprometido con un horario inapropiado que me mantenía lejos de mi familia por un periodo insoportablemente largo porque quería cambiar las cosas en el mundo.

Sin embargo, esta violación de mis valores internos (poner mi valor prioridad 3 de hacer la diferencia por encima de mi valor número 1 de amor y familia) me llevó a enfermarme. ¿Pero era yo quien controlaba el castigo? En algún nivel, ¿me castigaba por "ser un chico malo" e ir contra lo que sabía era lo correcto?
Ahora creo que esto es al menos parcialmente lo que sucedió, y aunque se sentía mal el fallarle a otras personas en ese momento, siempre he estado feliz de que tomé la dura decisión de poner a mi familia primero y hacer lo que dentro de mí era "correcto". Tal vez el enfermarme fue necesario en ese momento para que cambiara mi comportamiento. ¿Pero acaso esto me sirve, el tener que enfermarme para hacer lo que me realiza? Claramente no.

¿Cuántas enfermedades son resultado de que hacemos lo que sabemos que está "mal" y subsecuentemente creando /experimentando un estado interno de mal-estar respecto a nuestras propias acciones? ¿Cuántas veces nuestro mal-estar con nuestro comportamiento se convierte en un mal-estar o enfermedad en el sentido físico? Creo que bastantes.

Cuando estoy haciendo lo correcto, me puedo sentir bien conmigo y darme permiso de sentirme bien. El resto del tiempo debo castigarme. ¿Y por qué me castigo? Para que haga las cosas que sé que debería hacer (o deje de hacer las cosas que sé que no debería estar haciendo) para ser feliz. Entonces y sólo entonces me aceptaré y me daré permiso de ser feliz. Pero es un juego de suma cero [ganar-perder versus ganar-ganar]. Porque la continuación del juego nos requiere continuar a no aceptarnos, y en última instancia nunca logramos ser felices.

Como dijo el Dr. David Lake a una de sus clientes obesas que insistía que quería perder peso y que no podía aceptarse a sí misma hasta que lograra su peso meta: "Pero en ese momento no serás una persona distinta, sólo serás más delgada." Y así es.

Parece contra-intuitivo el sugerir que aceptarse a sí mismo puede llevar al cambio, que hasta que no te aceptes por quien eres y lo que eres y donde estás ahora mismo vas a seguir sufriendo. Que tan pronto como te aceptes a ti mismo y tu situación, entonces, y sólo entonces podrás cambiar. Pero nos hemos ganado el sufrimiento, creemos que lo merecemos y claro que nos vamos a seguir castigando a nosotros mismos hasta que hagamos lo que sabemos que deberíamos hacer y cambiemos las cosas. Entonces y sólo entonces nos daremos la oportunidad de ser felices y aceptarnos.

La aceptación, aún cuando empieces de cero, te permite ver la puerta. Entonces, respiras profundamente, enderezas tu espalda, te levantas y te comienzas a mover. La aceptación no lleva a la inacción como mucha gente piensa; en realidad fortalece la acción. Sólo por la puerta de la aceptación podemos acceder a nuestro verdadero poder.

Por supuesto que hay otro lado que no he mencionado aquí. Y es el reto de aceptar nuestra luz, aceptar que la persona que podemos ser es lo que ya somos. Aceptar todo de sí mismo, tus partes oscuras y tus partes claras. Escribí sobre esto en un artículo previo Cuando lo Positivo es Negativo: Aceptando tu Luz
EFT puede ser una poderosa herramienta para ayudarte a ser más feliz con quien realmente eres sin necesidad de cambiar nada, y especialmente sin necesidad de auto-castigarte más. Y entonces, por una paradoja extraña, cuando no tienes que cambiar, eres libre para hacerlo.

Steve Wells

Traducido por Maria Elena Blanco Ir al Sitio WEB de Maria Elena

InEnglish.gif