Crear confianza y soltar el crítico interno

Loren Fogelman comenta distintas formas de calmar a nuestro “crítico interno". Además de estos buenos pensamientos, he incluido una alternativa al final del artículo.


Por Loren Fogelman

¿Con qué frecuencia has pensado en tus objetivos profesionales y en que las cosas podrían ser distintas? Crees que quieres dar los pasos necesarios para progresar y hacer crecer tu consulta. Con el tiempo, el impulso y el deseo empiezan a cambiar. Ya no estás tan centrado. No dedicas tanto esfuerzo al proceso de hacer crecer tu consulta. Lentamente, vuelves a “tu forma habitual de hacer negocios”. Los objetivos que te habías marcado para tu consulta no se han hecho realidad.

He presenciado este proceso una y otra vez, con amigos, clientes y en mi grupo de apoyo. El deseo y la intención son fuertes. Empiezan a producirse cambios positivos. Entonces aparecen los pensamientos negativos familiares, el crítico interno. El crítico interno expresa duda, miedo y crítica. Cuando toma el mando, es capaz de frenar en seco el avance.

Tu crítico interno te recordará que no te mereces tener éxito, que tienes que hacer que todo sea perfecto y que centrarte en tus objetivos te quitará tiempo de tus otras muchas responsabilidades. Lo más probable es que oigas más de un mensaje. El crítico interno te paraliza con tus miedos y evitas dar el siguiente paso para hacer crecer tu negocio.

¿Cuando los oyes, sabes quién te está hablando? Estos mensajes de duda, merecimiento y miedo no son realmente tuyos, aunque pueda parecerlo. Seguramente proceden de alguien que conocías, posiblemente de alguna persona cuya aprobación deseabas. Con el tiempo, has interiorizado estos mensajes; han pasado a ser tuyos.

Cuando se combinan entre ellos, los distintos mensajes negativos de tu crítico interno forman “el comité". Tu comité se ocupa de mantenerte estancado y evitar que corras riesgos. Se propone evitar que seas vulnerable, resultes herido o salgas de la zona de confort, donde podrías fracasar.

Ahora que eres consciente de la existencia de tu crítico interno y del comité, puedes elegir. Puedes elegir quedarte donde estás, porque es seguro y previsible, o puedes elegir transformar el crítico interno para liberarte de los mensajes negativos y las limitaciones auto-impuestas.

Siempre me propongo convertir lo negativo en positivo. Toma en consideración la posibilidad de liberarte de los mensajes negativos que te impiden pasar a la acción. Dichos mensajes se basan en tus experiencias. Cada experiencia influye en tu percepción y tus creencias.

Cuando empieces a transformar el crítico interno en una voz de apoyo, empezarás a despejar tu energía. Este proceso incrementará tu vibración y estarás listo para pasar a la acción y alcanzar tus objetivos.

Tu crítico interno se resistirá al cambio y te dará múltiples razones para que no des los pasos necesarios para liberarte de los mensajes negativos familiares. El crítico interno no quiere renunciar al poder y el control.

Frase de preparación: mientras haces tapping en el punto de kárate de cualquiera de las manos, repite en alto las frases (o cambia las palabras para que se ajusten a la situación específica).

Aunque conozco todas las razones por las que no debería tener éxito y me han mantenido estancado durante mucho tiempo, amo y acepto completa y profundamente cada parte de mi ser.
Aunque mi crítico interno me impide alcanzar mis objetivos, reconozco que de alguna forma está siendo protector y le aprecio por intentar protegerme y evitar que resulte herido.
Aunque quiero tener el control absoluto de todos los pasos para hacer crecer mi negocio y he evitado hacer cambios hasta tener el plan perfecto, estoy abierto a la posibilidad de que si me pongo en marcha y me centro en un aspecto cada vez, cada paso me será revelado a medida que avance hacia mi objetivo.

Ceja: Mi crítico interno siempre me recuerda mis escollos y mis debilidades.
Lado del ojo: Preocuparme ha sido una forma de protegerme.
Bajo el ojo: Tengo una relación muy cercana con mi crítico interno.
Bajo la nariz: Conozco todos los mensajes que me digo a mí mismo y tengo muchas excusas para impedir que se produzcan cambios.
Bajo los labios: El crítico interno me mantiene en mi espacio conocido y sé qué puedo esperar.
Clavícula: He sido así durante mucho tiempo. Es difícil creer que puedo cambiar una costumbre antigua.
Bajo el brazo: Parte de mí quiere liberarse, pero no sabe cómo.
Coronilla: He intentado cambiar antes, pero es realmente difícil y no estoy seguro de qué debo hacer de forma distinta.

Ceja: ¿Y si intentara cambiar un mensaje cada vez?
Lado del ojo: Aunque mi crítico interno quiere mantener una conversación, podría ignorar esa voz negativa.
Bajo el ojo: Si el crítico interno persiste, me plantearía replicarle y adoptar una actitud de cambio.
Bajo la nariz: ¿Y si me convirtiera en mi propio abogado defensor del cambio positivo? Sé como apoyar a los demás, así que podría intentarlo conmigo mismo.
Bajo los labios: Podría pasármelo bien consiguiendo mis objetivos sin tener el control absoluto.
Clavícula: Cuando esté listo, me plantearé adoptar los pasos necesarios para construir mi consulta con confianza.
Bajo el brazo: Noto cómo me entusiasman las posibilidades de liberar el crítico interno con un mensaje de apoyo.
Coronilla: Me inspira el pensamiento de ir hacia adelante con confianza y sentir que tengo el poder, mientras empiezo a avanzar con firmeza hacia mis objetivos.

Respira profundamente. Ahora que eres consciente de tu crítico interno puedes optar por un cambio positivo, lo que te hará sentir poderoso. Deja que tu intuición te guíe en este proceso. A medida que hagas la transformación y sustituyas la charla interna negativa por una voz positiva de apoyo, incrementarás tu vibración. Esta mayor conciencia y energía atraerán más abundancia a tu vida.

COMENTARIO DE GC: Quisiera agradecer a Loren el detallado enfoque sobre el crítico interno. Otra manera de enfocarlo, mi favorita, consiste en investigar el origen de las voces individuales del comité, que pueden reducirse a acontecimientos específicos. Entonces, puede emplearse EFT de manera eficaz a la raíz del problema.

Los cambios positivos te ayudarán a alcanzar tus objetivos. Disfruta de la oportunidad que te has dado de llevar a cabo cambios positivos profundos y duraderos.

Loren Fogelman, M.Ed

Traducido por Eva Llobet Martí

InEnglish.gif