Ayudando a un anciano a morir en paz.

Esta es una historia enternecedora que nos cuenta Valerie Saint-Gaudens Swink, es también otro ejemplo brillante de la utilidad de EFT a distancia. Su suegro de 97 años de edad, estaba con un dolor terminal pero aun así, “continuaba vivo” para su propio sufrimiento. Valerie y su marido, a través de EFT a distancia, se dirigieron a su “necesidad de seguir vivo, en forma exitosa.
Por Valerie Saint-Gaudens Swink

Querido Gary,

Nunca te he escrito antes porque estaba segura de los cientos de testimonios que le llegan, y no quiero llenarte con más de lo mismo. Me incliné a romper eso ahora, en razón de que juntamente con mi marido hemos utilizado EFT con mi suegro de 97 años de edad quien físicamente estaba al borde de la muerte, pero no se podía ir en forma espiritual. El resultado fue asombroso.

Su esposa de 60 años había muerto hacía 11 semanas. Básicamente el estaba sano física y mentalmente, pero su cuerpo sufría un terrible dolor causado por la artritis y se iba haciendo cada vez más difícil para él soportarlo. El tenia gran sentido del humor, y deleitaba a las personas que lo cuidaban con sus chistes acerca de llegar a los 100, “Gracias a Dios”.

Estábamos muy tristes por el sufrimiento por el que estaba pasando, de todos modos, esperando su liberación y sintiéndonos desesperanzados, todo mientras lo veíamos agonizar.

Una noche mientras estábamos comentando lo triste que era todo eso, le sugerí a mi esposo que hiciéramos tapping a distancia con su padre. Nos metimos al jacuzzi y oramos por unos minutos en el agua caliente. Me sintonicé con su alma y noté que él se sentía muy confundido con la desintegración de su cuerpo, y un profundo sentimiento de pérdida por haber perdido tanto a su esposa como su movilidad física.

Luego me vino el pensamiento de que él ha vivido toda su ida en una especie de “modo de sobreviviente”, condición en la que vivió durante sus 97 años de edad, y también en este momento estaba en la misma condición. El tuvo una vida difícil. Tuvo que dejar la escuela en el 6to grado para ayudar a su familia cuando su padre desapareció. Desde ese momento tuvo que trabajar en minas y yacimientos petrolíferos, etc. Toda su vida sobrevivió. Le conté todo esto a mi esposo, y ambos empezamos a hacer tapping por el:

“Aunque he tenido que sobrevivir...”
“He vivido toda mi vida sobreviviendo y me tengo que mantener así”
“No entiendo qué le está pasando a mi cuerpo…”
“Siento que estoy perdiendo todo y tengo que mantenerme aquí…”
“Aunque no quiero dejarlo ir y tengo miedo de dejarlo ir…”
“Aunque tengo miedo que no haya nada después de esta vida, creo que Dios tiene un plan mejor para mí que eso”
“Puedo dejarlo ir y estar en paz.”
“Puedo ir a encontrarme con Jo”
“Puedo dejarlo ir”
“Sé que estaré a salvo si lo dejo ir”

Con honestidad, todo lo que hemos dicho lo sentí como que fue internalizado a través de nosotros porque me ha costado recordar todo. Cuando terminamos ambos sentimos una especie de calma, amorosa paz interior. El día siguiente fue el primer día que él se quedó en la cama, y desde ese día nunca mas se levantó. El simplemente se retiró, cerrando los ojos, aparentando estar dormido. Preguntó por sus hijos, lo cual nunca antes hizo, y se despertó cuando ellos vinieron, pero sólo momentáneamente. Cuatro noches después de que hicimos tapping por él, él descansó para siempre pacíficamente mientras dormía. Recibimos la llamada y mi corazón se llenó de felicidad por él, y recé por su alma, “ ¡Buen trabajo, Papa!!!! ¡BUEN TRABAJO!!!!

Creo que utilizando EFT ayudamos a su alma a liberarse de una emoción muy fuerte y arraigada. La muerte es sencillamente otro proceso por el que nos toca pasar, ¿no es así?

Valerie Saint-Gaudens Swink

Traducido por Sonnia Arzamendia

InEnglish.gif